Estella digital

Standard and Poor’s mantiene la calificación crediticia de Navarra en el escalón más alto posible

PAMPLONA, 25 (EUROPA PRESS) La agencia de calificación de riesgo Standard and Poor’s (S&P) ha confirmado la calificación crediticia de Navarra en el nivel AA- con perspectiva estable, lo que hace que la Comunidad foral […]

PAMPLONA, 25 (EUROPA PRESS)

La agencia de calificación de riesgo Standard and Poor’s (S&P) ha confirmado la calificación crediticia de Navarra en el nivel AA- con perspectiva estable, lo que hace que la Comunidad foral siga situándose en el máximo nivel posible para las comunidades autónomas, dos escalones por encima del conjunto del país, que actualmente se sitúa en la puntuación A, con perspectiva estable, según ha informado el Gobierno de Navarra en un comunicado.

En su informe, S&P refleja, para justificar su calificación, que el desempeño presupuestario de Navarra en 2022 fue más sólido de lo esperado por la propia agencia, gracias, en buena medida, a una sólida fiscalidad y a la firma de la actualización del Convenio Económico para el quinquenio 2020-2024.

Respecto a ello, Standard and Poor’s manifiesta que el acuerdo alcanzado en esta materia concluyó en términos favorables para Navarra. El acuerdo, según la agencia, implica que «Navarra tendrá nuevas fuentes de ingresos provenientes de nuevas figuras impositivas y un cambio en la fórmula utilizada para determinar su participación en los impuestos existentes».

Además, S&P refleja que «aunque el acuerdo también implica una mayor transferencia bruta de recursos al Gobierno central, el impacto neto para Navarra sigue siendo positivo porque las nuevas fuentes de ingresos lo compensan con creces». «Los términos favorables de este acuerdo contribuirán a apuntalar el desempeño presupuestario de Navarra hasta 2025», añade.

Respecto a la marcha general de la economía navarra, Standard and Poor’s señala que las características actuales de la Comunidad foral la hacen más resistente que el resto de España en un escenario de crisis al mismo tiempo que muestra su pronóstico de que Navarra siga consiguiendo presupuestos equilibrados y reduciendo paulatinamente su deuda.

La agencia crediticia destaca que el PIB Nominal de Navarra a cierre de 2021 ya había alcanzado niveles previos a la pandemia. «La industria supone una porción mucho más grande de la economía de Navarra que en otras regiones, representando el 31,5% del valor añadido bruto, frente al 16,9% de España a cierre de 2021». Además, se pone énfasis en el alto número de empresas de valor agregado y orientadas a la exportación. «Esto hace que la economía sea más resistente a los cambios externos», apunta.

Por otro lado, se pone el acento en que «Navarra es mucho menos dependiente del turismo que otras regiones españolas, y, por lo tanto, se vio comparativamente menos afectado por las restricciones de movilidad provocadas por la pandemia».

Respecto a las previsiones a futuro marcadas por la subida de precios, en su informe, Standard and Poors’s apunta a que Navarra se enfrentará a cierta presión por el lado del gasto en 2023, debido a la inflación. Sin embargo, también observa que «uno de los componentes clave del gasto (personal) evolucionará en línea con el aumento salarial determinado por el Gobierno central, que es del 2,5% para 2023». «Dado que este aumento se mantiene por debajo de la inflación, estimamos que le da al presupuesto de la región cierto margen para ajustarse», añade.

Por otro lado, S&P apunta a que «Navarra puede mantener métricas presupuestarias sólidas en 2024 y 2025, salvo un cambio fundamental en las perspectivas económicas, por ejemplo, debido al conflicto Rusia-Ucrania».

Además, en la línea con el compromiso adquirido por el Gobierno de Navarra, Standard and Poor’s avala la reducción de la deuda que viene llevando a cabo Navarra manteniendo, además, una posición de tesorería sólida y muestra su interés en que Navarra utilice el superávit generado en 2022 para reducir deuda en 2023, refinanciando sólo una fracción de sus vencimientos. «Junto con la expansión de los ingresos y la amortización gradual de deuda de sus entidades del sector público, se debería llegar a una reducción significativa de la deuda en términos relativos a alrededor del 53% de los ingresos operativos consolidados para 2025», considera.

En tal caso se confirmaría, según la agencia crediticia, una reducción más rápida de los índices de endeudamiento de Navarra de lo anteriormente esperado, lo que dejaría a Navarra en «una posición de deuda que consideraríamos fuerte en un contexto internacional».

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN