Esparza: «Si los navarros nos dan su confianza, la fábrica de baterías estará dentro de la planta de Landaben»

El candidato regionalista critica a Sánchez «por visitar sólo la planta de Martorell y darle prioridad frente a la de Navarra»

PAMPLONA, 17 (EUROPA PRESS)

El candidato de UPN a la Presidencia del Gobierno de Navarra, Javier Esparza, se ha comprometido este miércoles a que «si los navarros nos dan su confianza, la fábrica de ensamblaje de baterías estará dentro de la planta de VW Navarra en Landaben».

Esparza, que se ha desplazado hasta las inmediaciones de la planta para anunciar este compromiso, ha señalado, en declaraciones a los medios, que la empresa «ha señalado ahora que si se busca financiación puede replantearse la posibilidad de ubicarla dentro de la planta», y se ha preguntado «por qué hay que buscar financiación para la planta de baterías de Navarra y no para la fábrica del mismo grupo en Cataluña». «¿Porque la planta de Martorell ya tiene asignada la inversión del grupo?», ha planteado.

El candidato regionalista ha exigido «el mismo trato» a la planta de Landaben que a la de Martorell por parte del Gobierno de Sánchez, a quien ha criticado «por visitar sólo la planta catalana del grupo». «No visita la planta de VW Navarra porque da prioridad a Cataluña. Todo lo maneja Cataluña gracias al PSOE», ha señalado.

Asimismo, ha criticado la actitud de un PSN «sin rechistar». «El Gobierno catalán y SEAT se están preocupando de sus producciones y de sus proveedores. Aquí Chivite nada, aquí no molesto a Sánchez», ha subrayado. Por ello, Esparza ha mostrado el «apoyo» de UPN tanto al comité de empresa de VW Navarra como al parque de proveedores. «Los defenderemos», ha asegurado.

Así, ha destacado que «desde UPN hemos ido siempre de la mano del comité de empresa, dando visibilidad a una situación que supone riesgo evidente para el empleo en Navarra». «El Gobierno de Navarra, por el contrario, siempre se ha colocado en el lado de Cataluña», ha manifestado.

Esparza ha considerado que es «fundamental», junto a la instalación de la fábrica de ensamblaje de baterías dentro de la planta como ocurre en Martorell, «que se garanticen 350.000 coches al año y que, por tanto, no quite producción la planta de Martorell».

Asimismo, ha pedido «garantizar financiación para la nueva prensa» y el apoyo al parque de proveedores «para transformar sus producciones en elementos del coche eléctrico». En este sentido, se ha referido a la situación del Grupo Antolín, «proveedor histórico de la planta durante más de 20 años y que ha comunicado a su comité de empresa que está abocada al cierre porque no se le ha adjudicado ninguna pieza del coche eléctrico».

«Las piezas en este caso se han adjudicado a una empresa de fuera de Navarra, y estamos hablando de un grupo que emplea a 120 trabajadores fijos y 25 eventuales. Nadie los ha defendido», ha concluido.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.