Esparza pide un «gran pacto» para que llegue el TAV a Navarra y tiende «la mano» a PSN y Geroa Bai

A su juicio, ha habido un «frenazo» en infraestructuras fundamentales para Navarra en los últimos ocho años

PAMPLONA, 25 (EUROPA PRESS)

El presidente de UPN, Javier Esparza, ha pedido este martes un «gran pacto» para que llegue el tren de alta velocidad a Navarra y ha precisado, en concreto, que quieren «un pacto con Aragón y con Euskadi», ha tendido «la mano al PSN y a Geroa Bai para que lo apoyen» y va a plantear la firma de un convenio con el Gobierno de España «para liderar las obras desde Navarra».

Tras señalar que durante la legislatura «se ha ido haciendo lentamente lo que ya estaba adjudicado», Esparza ha afirmado que «nuestra prioridad con el TAV está en el tramo Zaragoza-Zuasti, la nueva estación de Pamplona y eliminar el bucle».

El líder regionalista ha detallado que «ahora se ha licitado el viaducto sobre el Ebro y parece que se va a contratar el tramo Tafalla-Campanas». «La pasada legislatura el PSN exigía a Uxue Barkos un convenio con el Gobierno de España para desde aquí licitar las obras y con un Gobierno socialista en Navarra y otro en España, no hay convenio», ha criticado, para afirmar que «al PSOE no le interesa y el PSN no tiene prisa porque tiene de socio a EH Bildu».

Esparza ha señalado que desde 1994 cuando se empezó a planificar la alta velocidad en España solo se ha construido un 5% del corredor navarro. «Y ha ocurrido esto porque los gobiernos de España no han estado comprometidos con esta tierra, ni PP ni PSOE, Navarra es muy pequeña, representan pocos diputados y las inversiones van a Comunidades donde sacan mayor rentabilidad. Mientras tanto los navarros hemos pagado el 1,6% de cada km de alta velocidad que se ha construido en España», ha expuesto.

Esparza ha ofrecido este martes una rueda de prensa en la que ha criticado el «frenazo» en infraestructuras fundamentales para Navarra en los últimos ocho años. «Y hay dos condicionantes claros que nos han llevado a esta situación, la falta de compromiso del Gobierno de España para invertir en Navarra y que en Navarra ha habido un socio, EH Bildu, que ha sido determinante y ha sido la coordinadora del no a lo que fuera desarrollo en Navarra», ha opinado.

Se ha referido también al Canal de Navarra y ha señalado que «en 8 años no se ha dado una palada de tierra para que el agua llegue a la Ribera, no ha habido nada». «Los cuatro años anteriores del cuatripartito se quiso cuestionar el proyecto de UPN y se intentó buscar otras alternativas para llevar agua a la Ribera, se intentó desanimar a posibles regantes y se cuestionó el número de las hectáreas que había que poner en regadío», ha expuesto, para señalar que «en 2018 se tuvieron que rendir y reconocer que la única alternativa para beber agua en la Ribera se llama Itoiz».

Según ha dicho, con este Gobierno liderado por el PSN durante «tres años no se ha tomado ninguna decisión». «Atado a EH Bildu y de cara al final de la legislatura, se lanza la idea de que la apuesta se mantiene; otro cuento chino», ha manifestado, para criticar que si con gobiernos de UPN se licitaron y adjudicaron 37.000 hectáreas del Canal y se construyeron 22.395 hectáreas de la primera fase, «en los 8 años siguientes no se ha adjudicado nada y se han construido 7.300 hectáreas».

Además, Esparza ha señalado que «no hay plan de viabilidad económico financiero, no se sabe quién lo va a financiar, cuánto va a pagar Navarra, cuánto el Estado». «Son 280 millones de euros que nadie sabe cómo lo vamos a pagar», ha insistido.

El líder regionalista ha planteado «firmar un convenio Navarra-Estado para determinar cómo financiar las obras, esos 280 millones». «Vamos a plantear al Gobierno de España un nuevo modelo de financiación, no se puede pagar en 30 años», ha dicho, para pedir un modelo a 50 años. Además, ha propuesto que la sociedad pública Canasa -60% Estado y 40% Navarra- sea 100% navarra. «Las decisiones de los navarros, que se tomen aquí», ha defendido.

Esparza ha adelantado asimismo que «nos vamos a comprometer a que el agua de boca llegue a la Ribera antes de finalizar la próxima legislatura», «regar no se va a poder antes de esa fecha».

En otro orden de cosas, el presidente de UPN se ha referido a la carretera N-121-A y ha reiterado su apuesta por convertirla en una 2+2. «Es una carretera que supera el ámbito navarro, se tiene que implicar el Gobierno de España porque es una salida natural hacia Europa», ha expuesto.

Sobre los peajes, Javier Esparza ha dicho que «la posición de UPN es que no vamos a ponerlos en funcionamiento hasta que no obligue la Unión Europea». «Los transportistas tienen que conocer esto. Es una decisión injusta aplicar los peajes de forma inmediata», ha apuntado, para indicar que «en Navarra es una decisión que se toma por la exigencia de EH Bildu».

Finalmente, ha hablado de la conexión Soria-Tudela, que «es la obra interminable», y «vamos a ver si desde la exigencia con quien esté en el Gobierno de España somos capaces de dar un impulso definitivo». «Navarra es de las pocas CCAA que no está comunicada por una autovía con Madrid», ha rechazado.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.