Esnaola dice que el Plan Estratégico de Cultura ha sido una «herramienta útil» y que se han cumplido 7 ejes de 10

PAMPLONA, 23 (EUROPA PRESS)

La consejera de Cultura y Deporte del Gobierno de Navarra, Rebeca Esnaola, ha afirmado que el Plan Estratégico de Cultura de Navarra «ha sido una herramienta útil que se ha ido transformando con la mirada de las personas y entidades con las que hemos reflexionado», que se han cumplido 7 de los 10 ejes contemplados y que «el resto evolucionan en positivo».

En respuesta a una interpelación parlamentaria formulada por Geroa Bai en el pleno de este jueves, la consejera ha señalado que la evaluación completa del grado de implementación del plan tendrá lugar cuando finalice su periodo de vigencia, a finales de 2023, porque «todavía está vivo». Así, el plan será evaluado «en unos meses» y «dará paso a un nuevo plan que partirá de un diagnóstico muy diferente al de 2017».

«Esperaremos a la finalización de su periodo de vigencia, todavía está vivo, se evaluará su grado de cumplimiento y se publicará la licitación para contratar a los profesionales que han de acompañar en la definición del nuevo plan», ha manifestado, tras incidir en que «estamos con la mirada puesta en el próximo plan estratégico» y que en los Presupuestos de Navarra para 2023 ya se incluye una partida para su elaboración.

Según ha explicado, el vigente plan se diseñó en 2017 en una situación «que poco o nada tiene que ver con lo que hemos vivido en este tiempo», en referencia al Covid. Se trata de un plan para 6 años «para un ámbito cambiante y dinámico, más si cabe» con la pandemia, «que ha afectado de lleno al sector».

En este sentido, ha relatado que durante la pandemia «el entorno cambió vertiginosamente» y se abordó un plan «de superación de la crisis, de supervivencia, en unos momentos en los que la ciudadanía cambiaba sus fórmulas para el disfrute de la cultura».

«La covid obligó a actuar para aplicar a corto plazo las necesidades más acuciantes de los agentes culturales, un plan específico en pandemia con una vigencia de dos años con medidas orientadas a la protección del sector y la generación de empleo, que se han cumplido prácticamente en su totalidad», ha apuntado.

La consejera, además, ha destacado que un plan estratégico «no es un fin, no es un logro», sino una herramienta «que marca una hoja de ruta» para incorporar «cambios y mejoras» en el sector cultural.

Durante los turnos de los grupos, la parlamentaria de Geroa Bai Ana Ansa ha señalado que «tenemos la dolorosa sensación de que el desarrollo y la implementación del Plan Estratégico ha sido muy limitado y que desgraciadamente no existe una evaluación rigurosa que haya medido el nivel de desarrollo y cumplimiento». «No será porque Geroa Bai no lo haya llevado en múltiples ocasiones», ha asegurado, tras añadir que esta era una de las «piedras angulares» que «definía el acuerdo programático de esta legislatura».

Por su parte, la parlamentaria de Navarra Suma Raquel Garbayo ha criticado que este es «un ejemplo más de incumplimiento» por parte del departamento, «que viene a sumar unos cuantos». Así, ha considerado que Esnaola termina la legislatura dejando «un saldo deudor». «La cultura navarra está enferma y no de Covid, que es la excusa perfecta», ha indicado, tras subrayar que «han vendido humo».

En nombre del PSN, el parlamentario Carlos Mena ha apuntado que el plan «se hizo en un contexto totalmente diferente al que nos ha tocado vivir y gestionar» y que el sector cultural tuvo que hacer «un parón hace tres años por la llegada el Covid». «Tras ese parón, fue necesario impulsar y acompañar al sector para que no saliese de la crisis como salió de la anterior», ha dicho, para a continuar valorar que «se consiguió sujetar al sector» tras la pandemia.

Maiorga Ramírez, parlamentario de EH Bildu, ha mostrado su «preocupación» por «la forma en que se han diseñado las políticas culturales en esta legislatura», y ha rechazado el concepto de cultura «vinculado al negocio, de manera muy capitalista y mercantilista».

El portavoz de Podemos, Mikel Buil, ha considerado que es un departamento con «desmadre, recortes, falta de transparencia y de participación». «Sabemos que ha hecho políticas de rescate del sector, pero tenemos que reconocer que nuestra perspectiva de cultura es mucho más amplia que esto», ha dicho.

La portavoz de Izquierda-Ezkerra, Marisa de Simón, ha afirmado que «nadie tenemos ninguna duda, la consejera tampoco», de que el plan «incluye compromisos, objetivos y medidas que no se han alcanzado, que no se han desarrollado suficientemente» y que es un plan «escasamente desarrollado». Sin embargo, ha subrayado que el sector ha sufrido con «dureza extrema» las consecuencias de la pandemia y el departamento ha contado con un «presupuesto pírrico». «Le quiero reconocer el esfuerzo que se ha hecho con esos escasos recursos», ha dicho, tras trasladar al resto de grupos que han realizado una «dura crítica» que «forman parte del mismo gobierno», por lo que es una «responsabilidad compartida».

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.