Enrique Maya felicita a Paulina Fernández, churrera de la Mañueta, en la celebración de su centésimo cumpleaños

PAMPLONA, 24 (EUROPA PRESS)

El alcalde de Pamplona, Enrique Maya, ha visitado a la centenaria Paulina Fernández Martínez, la churrera de la Mañueta, que este lunes celebra sus cien años de vida. El alcalde ha acudido a la vivienda de Paulina Fernández, en el barrio pamplonés de Iturrama, y le ha hecho entrega de un ramo de flores, un pañuelo, una insignia y un alfiler con el escudo de Pamplona, además del libro ‘Pamplona en el siglo XX’.???????

Nacida el 24 de octubre de 1922, Paulina es conocida en la ciudad por regentar durante décadas la Churrería de la Mañueta, establecimiento que este año celebra también su 150 aniversario desde su fundación, el 13 de diciembre de 1872. Fue Juan Fernández Calero, abuelo de Paulina Fernández, quien puso en marcha el negocio, y ella ha mantenido desde entonces la misma elaboración artesanal de churros en el establecimiento del número 8 de la calle Mañueta. Allí ha estado años despachando tras el mostrador, en las fiestas de San Fermín de 7 al 14 de julio y los domingos de octubre, con ayuda de sus hijos y nietos, que hoy celebran con ella sus 100 años.

Maestra de formación y casada con Josecho Elizalde, el matrimonio tuvo siete hijos. Además de criarlos y atender la churrería, Paulina Fernández es autora de dos publicaciones ‘Churrería la Mañueta’, publicado con motivo del 125 aniversario de la apertura del establecimiento, y ‘Mi calle, sus personajes y la Churrería La Mañueta’ publicado en 1998. Tras el fallecimiento de tres de sus hijos (José Mari, de bebé, y Maripauli y Pepe, en los últimos años), los otros cuatro, Elías, Tito, Ana y Fermín, continúan volcándose en la churrería, junto con sus nietos y biznietos. Hoy, en la visita del alcalde, han acompañado a la homenajeada Elías, Tito y Ana, ya que Fermín se encontraba fuera por motivos laborales.

La dedicación de Paulina al frente del establecimiento y el especial encaje de la churrería en la tradición y vida de la ciudad, le valieron en 2016 el primer Pañuelo de Oro que entregó el Ayuntamiento de Pamplona, coincidiendo con la celebración del Privilegio de la Unión. Con esta distinción, el Consistorio quiso reconocer su legado gastronómico-cultural y su tesón para impulsar y proteger el ‘comercio familiar de toda la vida’. No en vano, la Churrería de la Mañueta es una de las churrerías estatales más antiguas y ha sabido mantener la tradición artesanal que ha pasado de generación en generación, ha informado el Ayuntamiento en una nota.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.