Desarticulado en Navarra un grupo criminal con dos plantaciones ‘indoor’ que sumaban más de 2.100 plantas de marihuana

En Navarra desarticulado más de 2.100 plantas de marihuana
La organización tenía una producción estimada de unos 100 kg de cogollos, valorada en 220.000 euros

La Guardia Civil de Navarra ha desarticulado un grupo criminal que contaba en Andosilla y Cortes con dos puntos de cultivo de marihuana de gran tamaño en la modalidad ‘indoor’ y más de 2.100 plantas de marihuana, con una producción de 100 kg de cogollos valorada en 220.000 euros.

Según han informado desde la Guardia Civil, la denominada ‘Operación BIMORE’ dio como resultado la detención de 3 personas, una de nacionalidad española de 47 años y 2 de nacionalidad albanesa de 28 y 23 años, como presuntos autores de un delito contra la salud pública (cultivo de sustancias estupefacientes), delito de permanencia a grupo criminal y delito de defraudación de fluido eléctrico. Una cuarta persona de origen albano se encuentra con una orden de búsqueda y detención.

La colaboración ciudadana resultó fundamental para dar inicio a las investigaciones, cuando a principios del mes de julio se recibió una llamada en el teléfono de Atención al Ciudadano de la Guardia Civil, 062, en la que una persona informó de que desde una vivienda unifamiliar de la localidad navarra de Andosilla emanaba un extraño ruido de forma constante.

INVESTIGACIÓN

El Equipo Territorial de Policía Judicial de la Guardia Civil de Navarra (ETPJ) se hizo cargo de las pesquisas encaminadas al esclarecimiento de un posible hecho delictivo y dio comienzo a la operación.

La vivienda de Andosilla en un primer momento presentó una apariencia de estar deshabitada, aunque los investigadores observaron que en algunos puntos de la vivienda se podía desprender iluminación en su interior, así como el ruido que habían denunciado.

Los agentes comprobaron que a la vivienda le habían realizado un enganche ilegal a la red eléctrica, lo que apuntó a una posible actividad ilícita en su interior. De las investigaciones se averiguó que el grupo criminal utilizaba una segunda vivienda en la localidad Navarra de Cortes.

ENTRADAS Y REGISTROS

Con las pruebas obtenidas, los agentes solicitaron al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Estella un mandamiento para la entrada y registro de las 2 viviendas. Ambos registros se realizaron de forma coordinada, en los que intervinieron agentes de la USECIC (Unidad de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil de Pamplona), servicio Cinológico de la Guardia Civil de Navarra y el GAR (Grupo de Acción Rápida de la Guardia Civil).

En la vivienda de Andosilla se hallaron 5 estancias dedicadas en exclusiva a la plantación y cultivo de marihuana, en distintas fases de floración, y 1.224 plantas de marihuana en su máximo estado de crecimiento. En la vivienda de Cortes se intervinieron 878 plantas de marihuana en diferentes fases de floración, así como un machete de grandes dimensiones.

En la primera de ellas residía una persona encargada de las labores de custodia, vigilancia y protección de la plantación, la cual no salía al exterior, malviviendo en una cama situada en la cocina junto a una nevera, y la comida la recibía por parte de otros componentes del grupo criminal. Los responsables de la plantación tomaban fuertes medidas de seguridad con cámaras de vídeo y vigilancia permanente por parte de miembros de la organización, entre otras.

En cuanto a la valoración estimada de defraudación de fluido eléctrico aportada mediante los correspondientes informes por la empresa eléctrica, ascenderían a la cantidad de 53.000 euros.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.