Empresas y centros tecnológicos de Navarra colaboran para crear productos a partir de residuos agroalimentarios

Mediante el proyecto CircFood también se busca convertir residuos industriales en materia prima de explotación industrial

PAMPLONA, 13 (EUROPA PRESS)

Las empresas navarras Urzante, Harivenasa, IAN, Ingredalia, Nucaps e Isanatur, apoyadas por los centros tecnológicos CNTA y AIN, están trabajando conjuntamente para desarrollar productos «de valor añadido» a partir de residuos agroalimentarios mediante la iniciativa CircFood, un proyecto de I+D basado en economía circular «para la valorización de subproductos agroalimentarios, con un enfoque local y cooperativo para aplicaciones de valor añadido».

Según han informado desde AIN en nota de prensa, el concepto de bioeconomía se entiende como la producción basada en el conocimiento y la utilización de recursos, procesos y métodos biológicos para proporcionar bienes y servicios «de forma sostenible» en todos los sectores económicos. Asimismo, la economía circular «es un modelo de producción y consumo que implica compartir, alquilar, reutilizar, reparar, renovar y reciclar materiales y productos existentes todas las veces que sea posible para crear un valor añadido». De esta forma, el ciclo de vida de los productos «se extiende».

En ese sentido, el proyecto CircFood busca «dar solución a subproductos de origen vegetal, ricos en compuestos bioactivos (CBAs), con el objetivo de desarrollar productos de alto valor añadido y beneficiosos para la salud». Además, dentro del marco de este proyecto se contempla convertir residuos industriales en materia prima de explotación industrial, «con la consiguiente disminución del impacto medioambiental».

Todo esto supone «dar un paso más hacia el concepto de ecorentabilidad: rentabilidad industrial a partir de procesos sostenibles». Para ello, subproductos como alperujo, cascarilla de avena, salvado de avena, pieles y semillas de tomate, así como residuos de hoja y crucíferas serán estudiados «para aprovechar al máximo su potencial en innovadores procesos industriales de valorización aplicados al diseño de nuevos productos».

Según AIN, la bioeconomía y la economía circular pueden entenderse como «principios fundamentales sobre los que se sostiene la estrategia de investigación e innovación para la especialización inteligente (RIS4)». A través de la RIS4 se busca «la especialización de regiones europeas en tecnologías y áreas de conocimiento cada vez más competitivas y generadoras de riqueza, así como empleo».

Navarra, «como región comprometida con la RIS4», ofrece ayudas para la realización de proyectos estratégicos de I+D. Es así como nace CircFood, proyecto estratégico de Gobierno de Navarra dentro del reto Alpes 2022: Alimentación personalizada y sostenible.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.