El San Fermín municipal regresa a la hornacina de la cuesta de Santo Domingo, concluidas las fiestas

PAMPLONA, 15 (EUROPA PRESS)

La habitual imagen de San Fermín que permanece durante todo el año colocada en la hornacina de la cuesta de Santo Domingo ha regresado este viernes a su lugar, tras haber concluido las fiestas. Personal del Ayuntamiento de Pamplona ha vuelto a colocar la réplica del santo en el espacio que ocupa en la muralla y del que fue retirado el pasado 5 de julio. Con la imagen se ha colocado también la puerta de cristal que cierra el vano en el muro y que mantiene la efigie resguardada.

Durante los Sanfermines, en esa hornacina se coloca y se retira cada día una imagen del santo distinta a la que preside la cuesta todo el año. La que se usa para los encierros, propiedad de las peñas, es de 1978, año en el que cuatro mozos la compraron y la colocaron, primero en el desaparecido Hospital Militar, y en un momento posterior en su ubicación actual, un espacio que el Ayuntamiento preparó específicamente para ello en 1981.

Esa imagen, la de los encierros, se guarda todo el año en el domicilio de la viuda de uno de aquellos mozos que la compraron y, en las fiestas, reside provisionalmente en la Casa Consistorial desde la que sale todas las mañanas antes de la carrera para recibir los cánticos de quienes corren.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.