El PSN pide aprovechar el nuevo aparcamiento de la calle Sangüesa para peatonalizar el entorno de la plaza de la Cruz

Los socialistas propondrán reprobar al alcalde Enrique Maya por la «nefasta gestión» con la pasarela del Labrit

PAMPLONA, 10 (EUROPA PRESS)

El grupo municipal del PSN en el Ayuntamiento de Pamplona ha defendido que se aproveche la construcción del nuevo aparcamiento en la calle Sangüesa para peatonalizar y «reverdecer» el entorno de la plaza de la Cruz.

El concejal socialista Xabier Sagardoy ha expresado en una rueda de prensa su apoyo a la construcción del aparcamiento, señalando que es «una iniciativa que se basa en la petición de más de 200 vecinos del Segundo Ensanche, que se han unido para impulsar un aparcamiento destinado a satisfacer su necesidad de aparcamiento permanente».

Sin embargo, ha planteado «aprovechar la oportunidad que ofrece la construcción de ese aparcamiento para peatonalizar y aumentar el espacio destinado a bicicletas, peatones, zonas verdes y arbolado en el ámbito de la calle Sangüesa y de toda la plaza de la Cruz, que incluye las calles adyacentes, Bergamín, San Fermín y Navarro Villoslada, a modo de lo que podría parecerse a una supermanzana».

Sagardoy ha considerado «un despropósito que al mismo tiempo que se anuncia la concesión del aparcamiento», el Gobierno municipal «presente el proyecto de reforma de la plaza de la Cruz, con un anuncio de obras en pleno mes de mayo, cuando el Ayuntamiento se encuentra en situación de Presupuestos prorrogados, no existe una partida presupuestaria para asumir el coste de esas obras y ni siquiera Navarra Suma incorporó una partida específica para asumir el coste de este proyecto en sus Presupuestos».

Por ello, ha exigido que este proyecto de reforma «sea devuelto al área de Proyectos, del que es responsable el concejal Fermín Alonso, hasta que en el seno de la Comisión de Urbanismo se alcance un acuerdo de lo que debería ser el futuro de la plaza de la Cruz, un espacio central de la ciudad que se encuentra en decadencia y que requiere de una profunda reflexión en materias como arquitectura, movilidad y paisaje urbano antes de proceder a una reforma atropellada y sin presupuesto».

No obstante, el edil socialista ha señalado que su grupo tiene «una posición de partida». «Queremos aprovechar la oportunidad de ese aparcamiento para reverdecer, ampliar los espacios peatonales y ciclistas en el centro de Pamplona. Es bueno que el aparcamiento salga adelante siempre y cuando se contemple esa urbanización superficial que responda a un reparto de espacio público sostenible. Una urbanización sostenible que potencie el eje comercial a lo largo de la calle Sangüesa y el entorno de la plaza de la Cruz y que suponga una solución a la carencia de zonas verdes en el Segundo Ensanche», ha defendido. El PSN presentará una declaración en el próximo pleno con su posición sobre este tema.

REPROBACIÓN DE MAYA

Por otro lado, la portavoz del PSN en el Ayuntamiento, Maite Esporrín, ha anunciado que su grupo va a proponer también en el próximo pleno la reprobación del alcalde, Enrique Maya, «por la gestión de las obras en relación con el arreglo de la pasarela del Labrit, por la unilateralidad en la toma de decisiones, la opacidad y su nefasta gestión en todo lo relacionado con ello, y sobre todo, el coste final de las obras».

Esporrín ha afirmado que el Gobierno municipal «incumplió el acuerdo presupuestario de 2021, en el que con nuestras enmiendas ya advertimos que queríamos vaciar la partida y así se aprobó, pero luego iniciaron las obras». «Son unos gastos constantes los que se incrementan en esta pasarela. En diciembre ha habido dos nuevos incrementos, uno de 30.000 euros y otro de 60.000 euros, que nuevamente se han hecho con nocturnidad y alevosía», ha criticado.

La concejal socialista ha señalado que «el presupuesto inicial eran 380.000 euros, luego lo pasaron a 593.000 euros y en la actualidad, con los últimos gastos, alcanzamos los 1,3 millones, lo cual nos parece un verdadero escándalo, y más cuando el precio inicial de la pasarela eran 670.000 euros».

También ha sido crítica con los plazos para finalizar la reparación. «Las obras en principio iban a finalizar en primavera, después pasaron a septiembre, luego se iban a prolongar unas semanas más, hemos llegado a 2023 y la pasarela no está abierta. Suponemos que estarán esperando las fechas de las elecciones para abrirlas. El resultado final es un escándalo, porque la ciudadanía de Pamplona tiene que saber que vamos a pagar por el arreglo de esta pasarela dos veces más de lo que costó inicialmente. Es una chapuza tras otra. Por eso, no nos queda más remedio que reprobar al alcalde en el próximo pleno», ha señalado.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.