El PSN homenajea a los concejales y trabajadores del Ayuntamiento de Pamplona asesinados tras el golpe de Estado de 1936

PAMPLONA, 14 (EUROPA PRESS)

El Partido Socialista de Navarra ha homenajeado este viernes, coincidiendo con la conmemoración de la proclamación de la II República, a los concejales y trabajadores del Ayuntamiento de Pamplona que fueron asesinado tras el golpe de Estado de 1936. Un acto en el que se ha reivindicado la «memoria democrática» y la «convivencia».

El homenaje se ha celebrado, como cada año, en el zaguán del Consistorio pamplonés y ha contado con la participación de la secretaria general del PSN, María Chivite; la portavoz socialista en el Ayuntamiento de Pamplona, Maite Esporrín; y Borja Paredes, en representación de UGT. Tras sus intervenciones se ha realizado una ofrenda floral junto a la placa que recoge los nombres de las personas asesinadas tras el alzamiento militar.

En su intervención, María Chivite ha expresado su compromiso «con la libertad, la democracia y la convivencia» y ha recordado al fundador del PSN, Gregorio Angulo. «Lo fusilaron y ocultaron su cuerpo en una fosa común en Ibero. Hace años se le encontró, se le desenterró y depositamos sus restos, con dignidad y respeto y junto con su familia, en el cementerio de Pamplona», ha recordado. «Igual que no lograron hacerle desaparecer para siempre, tampoco nadie logrará que sus ideas y valores dejen de estar presentes hoy y siempre», ha remarcado.

Ha destacado que el acto de homenaje de este año «viene acompañado por un contexto normativo de enorme relevancia, como son la Ley Foral de Memoria Histórica y la Ley de Memoria Democrática». Normas que profundizan, ha dicho, «en el reconocimiento de quienes padecieron persecución y violencia durante la guerra y en la dictadura franquista». Igualmente, ha resaltado la importancia de la «recuperación, salvaguarda y difusión de la memoria democrática, centrada en el reconocimiento, la reivindicación y defensa de los valores democráticos y de los derechos y libertades fundamentales desde la Constitución de 1812».

Ha puesto en valor «los principios de verdad, justicia, reparación y garantía de no repetición» y ha destacado que «los socialistas hemos propuesto siempre amplios acuerdos para construir convivencia, para profundizar en nuestros valores democráticos». «La memoria del pasado, o sirve para construir memoria democrática en el presente y en el futuro o no sirve», ha defendido.

Chivite ha subrayado que el PSN va a seguir trabajando, «estemos donde estemos, en esta línea en la que creemos, bien sea recuperando espacios o declarando Lugares de Memoria, con los planes de exhumaciones o las Escuelas de Memoria». Una tarea que «seguirá siendo uno de nuestros referentes como Partido Socialista». «Este gran partido, con esta gran historia, es y seguirá siendo una herramienta de paz, convivencia, democracia y esperanza para la sociedad a la que servimos y nos debemos», ha concluido.

Por su parte, la portavoz del grupo municipal del PSN en el Ayuntamiento de Pamplona, Maite Esporrín, ha afirmado que la proclamación de la II República, hace 92 años, «fue un cambio para toda la ciudadanía, se pasó de una dictadura a una democracia donde se incrementaron las libertades y el poder de la ciudadanía». Ha lamentado que «hubo muchos que no podían soportarlo» y, como consecuencia, se produjo el alzamiento militar de 1936 que «llevó a tantos y tantos asesinatos».

Esporrín ha destacado la importancia de que «no olvidemos nuestra historia». «Son nuestro origen y fueron asesinados, y tenemos que recordarlo» para que «no se olvide, para que la gente joven sepa lo que pasó en esta tierra». Tras recordar que este es su último año como portavoz socialista en Pamplona, ha expresado el «compromiso claro de mis compañeros de que en el futuro, esté o no esté yo, se siga haciendo este acto» que es «fundamental para recordar nuestra historia».

También ha intervenido Borja Pareces, en representación de UGT, que ha recordado a los concejales y trabajadores del Consistorio cuyas vidas «fueron arrebatadas de manera violenta e injusta, dejando a sus familias en un estado de dolor y sufrimiento que, lamentablemente, ha perdurado durante demasiados años».

En este sentido, ha destacado que «es fundamental que sigamos manteniendo viva su memoria y el recuerdo» con actos como el de este viernes. «Conocer quiénes fueron las personas que sufrieron la represión, el exilio, la cárcel y la muerte, saber dónde les enterraron y darles el reconocimiento que merecen, es parte de la responsabilidad histórica de todo el país», ha recalcado.

Paredes ha afirmado que «preservar la memoria es hoy más importante que nunca frente a los ataques de la ultraderecha que intenta deslegitimar lo sucedido con sucios ataques y mentiras». «No podemos olvidar, pese a los intentos de algunos por manipular nuestra historia, que alrededor de 1.300 de los 13.000 afiliados y afiliadas» que contaba UGT en Navarra en 1936 «fueron brutalmente asesinados». «Han pasado 87 años y los restos mortales de muchos de ellos continúan desaparecidos», ha lamentado, para reivindicar que el papel de las administraciones públicas «es vital para reparar aquel daño». Y ha valorado «los pasos que se han ido dando para tratar de localizar, exhumar, identificar y entregar a sus familiares los restos de las personas todavía desaparecidas».

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.