El PSN comparte las quejas de vecinos en relación a la situación del barrio de Lizarra

Vista aérea de Estella-Lizarra- Foto: Ayuntamiento de Estella

La falta de limpieza, jardines descuidados, mobiliario escaso, poca accesibilidad, y  los últimos problemas derivados de unos ascensores continuamente rotos han  motivado en el enfado lógico de vecinos y vecinas 

El Partido Socialista de Estella-Lizarra comparte el enfado que los vecinos y vecinas del  barrio de Lizarra han manifestado como consecuencia de los continuos fallos de los  ascensores y la falta de acción del equipo de gobierno. 

Denuncian que el barrio de Lizarra lleva muchos años sufriendo la dejadez por parte de  los dirigentes municipales, desde la escalinata que UPN construyo, añadiendo más barreras  arquitectónicas hasta las dos legislaturas lideradas por EHBildu en las que el barrio no ha  mejorado en limpieza, ni cuidado del mobiliario y espacios verdes.  

A esto hay que añadir los problemas continuos de los ascensores panorámicos, 4 en total  en el barrio, que ha llevado a cuestionar a la empresa que gestiona el mantenimiento.  

Recuerdan desde el PSN que en mayo de 2020 el actual equipo de gobierno prorrogó el contrato de  mantenimiento a pesar de que los fallos en los ascensores ya eran algo habitual. 

Para este partido, el hecho de que sea en Septiembre de 2022 cuando han procedido  a concretar un nuevo mantenimiento de uno solo de los ascensores, aún cuando en 2021  registraron más de 60 fallos, y se hayan olvidado de los tres restantes es una muestra más  de improvisación y ante esta situación la única respuesta de alcaldía ha sido la relativización  de los fallos en los ascensores pequeños. 

“Únicamente se han movido cuando el hartazgo de los vecinos y vecinas era insostenible y la respuesta dada, responsabilizando a la ciudadanía de llamar a la empresa de  mantenimiento y la relativización de la accesibilidad y la falta de limpieza han demostrado  que el actual equipo de gobierno está completamente alejado de la realidad del barrio” y  “lamentamos que se acuerden del barrio en víspera de las elecciones, con promesas que a  lo largo de estos años han podido materializar y que no han hecho y con cantos de sirena  de megaproyectos que en 7 años no han movido”. 

El Barrio de Lizarra ha visto como elementos de juego duraban una escasa semana por unos  materiales que se rompían, iluminación viaria antigua que parpadea, como aún hay rincones  con la suciedad de las fiestas patronales, la falta de accesibilidad y falta de cuidado por parte  de los responsables municipales y esto ha sido ante un equipo de gobierno indiferente durante años e inmóvil. 

C.A.Y.D.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.