El Parlamento foral aprueba las mejoras laborales para el personal del Servicio Navarro de Salud

PAMPLONA, 23 (EUROPA PRESS)

El pleno del Parlamento de Navarra ha aprobado este jueves la proposición de ley por la que se modifica el régimen específico del personal adscrito al Servicio Navarro de Salud. La modificación recoge entre otros aspectos las medidas acordadas por el Gobierno foral con el Sindicato Médico de Navarra para poner fin a la huelga de facultativos.

La proposición de ley, que ha llegado al Parlamento firmada por PSN, Geroa Bai, EH Bildu y Podemos, se ha debatido por el trámite de urgencia y ha contado con el apoyo de los grupos firmantes y de Navarra Suma, mientras que Izquierda-Ezkerra se ha abstenido.

Por medio de esta ley, se incluye un complemento de productividad fija para el personal facultativo, que se fija en 400 euros mensuales en 14 pagas; un complemento de puesto de trabajo para el personal administrativo de los Equipos de Atención Primaria y de los servicios de urgencias extrahospitalarias, y la creación de un complemento de trabajo en días especiales.

Además, se establece una nueva indemnización por desplazamiento a los puestos de difícil cobertura, así como una compensación para quienes ejerzan la tutoría del personal residente en formación. También se actualiza el precio de la guardia de presencia física y localizada y se asignan nuevos índices del complemento de destino a las personas que ejerzan la Dirección de los Equipos de Atención Primaria.

En el transcurso del debate efectuado en pleno, se han aprobado dos enmiendas presentadas por PSN, Geroa Bai, EH Bildu y Podemos. Estas aportaciones incorporadas a la ley persiguen ajustar la redacción del artículo relativo a la creación de un complemento de trabajo en días especiales (se fía la concreción del pago por hora -se preveían 22 euros- a la asignación reglamentaria) y dejar constancia en la exposición de motivos de que ese mismo epígrafe «ha sido sometido a la negociación colectiva con los representantes sindicales en la Mesa General de negociación».

En cambio, han sido rechazadas cuatro enmiendas de Navarra Suma, que planteaban, por razones de «equidad», hacer extensivo el cobro del complemento de productividad al personal sanitario encuadrado en los estamentos A.1 y A.2.5. De manera análoga y en lo que atañe al complemento de productividad para el personal facultativo del SNS, se defendía no dejar fuera al personal facultativo de otros departamentos del Gobierno de Navarra.

A su vez, planteaban incluir a los Equipos de Atención Hospitalaria entre el personal con derecho al cobro de la indemnización por el desempeño de puestos de difícil cobertura, al margen de los criterios de distancia y desplazamiento, entre los que se propugnaba dar cabida a plazas del Área de Salud de Tudela.

La parlamentaria del PSN Inma Jurío ha afirmado que si se estudia esta ley con una «mirada corta», habrá quien se quede exclusivamente con la parte relativa a la subida salarial a los funcionarios, pero ha señalado que «no nos podemos quedar en la mirada corta, debemos emplear una mirada larga, leer la letra pequeña y ver a qué colectivos se refiere la ley». «Afecta a médicos, enfermeras, auxiliares o administrativos que prestan sus servicios principalmente en Atención Primaria y en zonas en las que el sistema sanitario tiene dificultades para cubrir los puestos de trabajo. Y ese es el fondo que pretende esta ley. La finalidad que tiene es prestar un mejor servicio de salud público a la ciudadanía», ha asegurado.

Por parte de Navarra Suma, Cristina Ibarrola ha sostenido que «la sanidad es el mayor fracaso de legislatura» de la presidenta María Chivite y ha asegurado que «dejan una Atención Primaria absolutamente destrozada». «Hay casi 60.000 personas en espera para primera consulta, 21.000 personas más desde que Chivite es presidenta», ha dicho. Ibarrola ha señalado que «llegamos al tramo final de legislatura con malestar, movilizaciones y huelgas de todos los colectivos sanitarios y solo el miedo a un mayor desgaste electoral obliga al Gobierno a actuar». «Apoyaremos esta ley porque mejora condiciones retributivas del personal sanitario, lo que facilitará sin duda la atracción y retención del talento en Navarra», ha afirmado, asegurando que «tanto ciudadanos como el personal sanitario ya han pagado suficientemente la impotencia del Gobierno en la gestión».

La parlamentaria de Geroa Bai Ana Ansa ha explicado que «en esta proposición de ley hemos pretendido recoger medidas que van a reforzar la sanidad, algunas son medidas globales y otras están orientadas a Atención Primaria». En todo caso, ha señalado que esta ley les deja una sensación «agridulce, agria porque la proposición recoge temas largamente analizados que podíamos haber abordado antes, y dulce porque son temas que han suscitado el consenso de grupos políticos, profesionales y asociaciones, temas que mejoran la Atención Primaria tanto en aspectos organizativos como de compensación económica». No obstante, ha afirmado que son temas que «debieran haberse abordado mucho antes y no al rebufo de una huelga».

El parlamentario de EH Bildu Txomin González ha explicado que su grupo «no va a defender al departamento de Salud», porque ha tenido «una gestión manifiestamente mejorable», y ha apuntado que «el personal de los servicios públicos en Navarra ha desarrollado diferentes movilizaciones y huelgas». «Entendemos que esta proposición de ley solo recoge una parte de las reivindicaciones, quedan otras pendientes, pero entre las que recoge pensamos que van a favorecer y reforzar el sistema sanitario público de una forma bastante importante», ha considerado.

El portavoz de Podemos, Mikel Buil, ha señalado que las negociaciones en este ámbito «comenzaron de forma endemoniada» con la huelga del Sindicato Médico de Navarra, pero ha valorado que finalmente «se han conseguido avances». «Hay un compromiso muy importante para nosotros que es la revisión de la carrera profesional de todo el personal al servicio de las Administración, comprometida en esta ley para el año 2023, o la equiparación de los días festivos especiales para todo el personal», ha asegurado.

Por último, la portavoz de Izquierda-Ezkerra, Marisa de Simón, ha manifestado que no comparte «el procedimiento que ha llevado a la conclusión de esta proposición de ley». «No comparto que esto se haya producido al final de legislatura por la presión de un lobby, que es el Sindicato Médico, y además se ha llegado a acuerdos al margen de la Mesa General», ha censurado. En todo caso, se ha mostrado «totalmente de acuerdo en el refuerzo de la Atención Primaria» pero ha explicado que se abstiene en la votación, «no tanto por el contenido, sino por el procedimiento».

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.