El Hospital García Orcoyen de Estella participa en un estudio nacional sobre diagnóstico del COVID-19

Publicidad

El Hospital García Orcoyen de Estella participa en un registro nacional, puesto en marcha por la Sociedad Española de Medicina Interna, con el objetivo principal de identificar los factores de riesgo para la enfermedad grave provocada por el SARS-CoV-2, causante del COVID-19, y desarrollar un modelo de riesgo predictivo.

La Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) acaba de publicar los resultados preliminares que contienen datos de 12.213 pacientes hospitalizados con COVID-19 confirmado -dados de alta o fallecidos- y en el que participan, actualmente, 604 investigadores de 146 centros hospitalarios de todas las comunidades autónomas españolas, entre ellos el hospital estellés.

Este registro permitirá obtener conocimiento sobre aspectos clínicos, diagnósticos, terapéuticos y pronósticos de la enfermedad por SARS-CoV-2 en España, dentro del contexto mundial, y poner en marcha otros múltiples estudios e investigaciones sobre la enfermedad a corto y medio plazo. En él se han incluido datos epidemiológicos y clínicos, pruebas adicionales al ingreso y a los siete días, tratamientos administrados e información sobre el progreso del paciente con Covid-19, a los 30 días de hospitalización.

Los primeros resultados preliminares publicados ahora se basan en una metodología multicéntrica y de amplia representatividad geográfica y su gran tamaño proporciona una muestra amplia con valor probatorio suficiente para confirmar o refutar hipótesis de partida.

De los resultados se deduce que la media de edad de los pacientes participantes ha sido de 69,1 años. De ellos, el 56,9% eran hombres. Las comorbilidades más frecuentemente detectadas han sido: hipertensión (50,2%), dislipidemia (39,7%) y diabetes mellitus (18,7%), similares a las descritas en otras series occidentales, pero todas fueron más frecuentes entre los pacientes españoles, según ha detallado en un comunicado el Gobierno de Navarra.

Respecto a los principales síntomas a la llegada de los pacientes al hospital fueron, predominantemente, fiebre (86,2%) y tos (76,5%); la mialgia (dolor muscular) y la anosmia (pérdida del sentido del olfato) fueron menos comunes que en series de datos de otros países.

La mortalidad por coronavirus fue similar a la observada en algunas series de datos de China y de EEUU, pero fue mayor que la descrita en Italia e inferior a la observada en el Reino Unido.

Factores demográficos como la edad o las comorbilidades pueden explicar parcialmente las diferencias en la mortalidad por el virus. En España, la mortalidad fue del 21,1%, con un marcado aumento en función de la edad, y en el tramo 80-89 años, la mortalidad llegó al 42,5%.

El 31,5% de pacientes españoles desarrolló dificultad respiratoria, y un alto porcentaje tenía valores de laboratorio anormales al ingreso, con un perfil ‘inmunoinflamatorio’ deteriorado. Fundamentalmente, la linfopenia (52,6%) y los niveles elevados de dímero D (61,5%), lactato-deshidrogenasa (70,2%) y ferritina (72,4%) fueron los hallazgos más frecuentes. Además, la mayoría de los pacientes recibió tratamiento supuestamente efectivo contra el SARS-CoV-2. Los fármacos antivirales más utilizados fueron: la hidroxicloroquina (85,7%) y el lopinavir / ritonavir (62,4%).

PACIENTES CON COVID-19 EN EL HOSPITAL GARCÍA ORCOYEN

El Servicio de Medicina Interna del Hospital García Orcoyen de Estella ha registrado 142 ingresos hospitalarios con sospecha de infección por el coronavirus (48 casos resultaron PCR negativos y 94 positivos), de los cuales 66 casos fueron diagnosticados de neumonía por COVID-19. Además, 10 de los pacientes positivos, mostraron signos de coinfección por Neumococo.

Del total de pacientes ingresados, 20 fueron tratados en régimen de hospitalización a domicilio y 4 fueron trasladados a Cuidados Intensivos, de los cuales 1 falleció y 3 fueron datos de alta tras tratamiento con Tocilizumab y esteroides.

En cuanto al tratamiento, 44 pacientes fueron tratados con Hidroxicloroquina y 104 recibieron tratamiento con antimicrobianos.

Fallecieron 19 pacientes a causa del virus, 12 de ellos procedentes de centros sociosanitarios y con una media aproximada de 85 años de edad. Tan sólo falleció un paciente de menos de 30 años de edad.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.