El Gobierno de Navarra solicita al Estado la declaración de ‘zona gravemente afectada’ para Arano, Bera y Lesaka

PAMPLONA, 24 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de Navarra, en su sesión de este miércoles, ha acordado solicitar con carácter urgente a la Administración General del Estado la declaración, comúnmente conocida, de zona catastrófica para las localidades de Arano, Bera y Lesaka, afectadas por un episodio de lluvias intensas en la madrugada del pasado sábado. El Ejecutivo foral ha explicado que trabaja ya en una línea de exenciones y compensaciones tributarias aplicables cuando se admita por el Estado la solicitud de Navarra.

En su petición, el Ejecutivo invoca la aplicación del artículo 23 de la Ley 17/2015, de 9 de julio, del Sistema Nacional de Protección Civil que se refiere a la declaración por el Consejo de Ministros como ‘zona afectada gravemente por una emergencia de protección civil’ (ZAEPC) a solicitud, en ese caso, del Gobierno de Navarra.

Las medidas aplicables serán las que explicite el Consejo de Ministros y que se recogen en el artículo 24 de la mencionada ley 17/2015, en concreto: ayudas económicas a particulares por daños en vivienda habitual y enseres de primera necesidad; compensación a corporaciones locales por gastos derivados de actuaciones inaplazables; ayudas a personas físicas o jurídicas que hayan llevado a cabo la prestación personal o de bienes; ayudas destinadas a establecimientos industriales, mercantiles y de servicios; subvenciones por daños en infraestructuras municipales, red viaria provincial e insular; ayudas por daños en producciones agrícolas, ganaderas, forestales y de acuicultura marina y apertura de líneas de préstamo preferenciales subvencionadas por el Instituto de Crédito Oficial. Además de estas medidas, se podrán adoptar también medidas fiscales y medidas laborales y de Seguridad Social.

El acuerdo del Gobierno de Navarra incluye, además, un «agradecimiento expreso» a todo el personal de los servicios públicos, personas voluntarias y vecindario de las zonas afectadas que han participado y trabajan en las tareas para procurar el normal desarrollo de la vida diaria en la zona.

Según ha recordado el Ejecutivo, un episodio de lluvias intensas afectó la madrugada del pasado sábado a la comarca noroccidental de Navarra. Así, el pluviómetro del Gobierno de Navarra instalado en Bera (Ilarrategaña) midió precipitaciones de 101,5 litros por metro cuadrado; en Lesaka (Astazelaita) recogió 43,8 litros y en Goizueta se anotaron 40,8 litros.

Como resultado, se produjeron afecciones en los cascos urbanos de Arano Bera y Lesaka, con entrada de agua en viviendas, bajos y locales, como es el caso de Bera, en que se desbordó la regata Zia. En Lesaka se produjo un desprendimiento que taponó el canal desviando el cauce hacia el caso urbano y provocando afecciones en unas 15 viviendas.

Además, la intensidad de las lluvias provocó desprendimientos que afectaron y causaron daños a tres carreteras de la red secundaria con cortes en ambos sentidos de la circulación: en el pk 1,3 de la NA-4410 Bera-Francia-Lizuniaga; en la NA-4150 Leitza-Goizueta y en el pk 2 de la NA-4016, en Arano, que dejó incomunicados por carretera el casco urbano de esta localidad y varios de los caseríos de la zona, hasta que se restableció el paso alternativo por la tarde del sábado.

AYUDAS DEL GOBIERNO DE NAVARRA A PERSONAS AFECTADAS

En paralelo a la solicitud del Gobierno de Navarra, ha explicado el portavoz del Ejecutivo, Javier Remírez, el departamento de Cohesión Territorial avanza en la redacción de una orden foral que recogerá los municipios afectados por las lluvias de este pasado fin de semana, así como las exenciones y compensaciones tributarias a las que podrán acogerse las personas afectadas.

Una vez que el Gobierno de España apruebe la declaración de zona afectada gravemente por emergencia de protección civil y con base en los informes y evaluación de daños de Protección Civil, el Servicio de Bomberos y el personal técnico del Gobierno de Navarra, se procederá a aprobar el listado de municipios afectados, ha detallado el Ejecutivo.

Las personas, tanto físicas como jurídicas, afectadas por las lluvias podrán beneficiarse de exenciones y compensaciones tributarias que se recogerán en una orden foral del consejero de Cohesión Territorial. De esta manera, los titulares de bienes inmuebles situados en dichas localidades quedarán exentos del pago de la Contribución Territorial. Asimismo, las personas físicas o jurídicas que desarrollen actividades económicas en las localidades afectadas quedarán exentas de pagar el Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE). Por su parte, las actividades desarrolladas en estas localidades podrán quedar además exentas del pago del Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras; estas actividades podrán incluir la reconstrucción o reposición de los bienes dañados.

Asimismo, las entidades locales recibirán además una compensación de los ingresos tributarios dejados de percibir a causa de estas exenciones, con cargo a la partida ‘Compensación e entes locales por bonificaciones en tributos locales’ de la Dirección General de Administración Local y Despoblación.

Según ha detallado el consejero Remírez, estas ayudas serán complementarias y subsidiarias, por este orden, de las compensaciones de las pólizas de los seguros suscritos, así como de las ayudas que pudieran existir en el ámbito nacional o de la Unión Europea.

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.