El Gobierno de Navarra presenta las novedades del Plan INFONA a los municipios en zonas de alto riesgo de incendio

PAMPLONA, 18 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de Navarra ha presentado este viernes en detalle el Plan INFONA 2022 (Plan Especial de Protección Civil de Emergencias por Incendios Forestales de Navarra) ante las entidades locales cuyos municipios se encuentran en zonas de alto riesgo (ZAR) que requieren de un plan municipal de autoprotección según este documento. En total, se trata de 85 municipios que tendrán que elaborar sus propios PAMIF (Planes de Autoprotección Municipal ante Riesgo de Incendios Forestales) con carácter obligatorio y otras 85 localidades para las que se recomienda la tramitación de uno.

El Plan INFONA 2022 fue homologado por la Comisión de Protección Civil y Emergencias de Navarra la semana pasada tras más de dos años de trabajo, «un hito de esta legislatura que hoy ya es una realidad», ha asegurado el vicepresidente y consejero de Presidencia, Igualdad, Función Pública e Interior, Javier Remírez. «Nos hemos dotado de una mejor herramienta que nos va a permitir adelantarnos y estar preparados también desde los ayuntamientos. Y, sobre todo, mejorar la toma de decisiones, anticipándonos al comportamiento de los incendios en nuestro territorio, siendo más eficaces», ha afirmado.

El acto de presentación, al que estaban invitados todos los Ayuntamientos cuya población tiene obligatoriedad de contar con un PAMIF, se ha celebrado esta mañana en la Filmoteca de Navarra.

Han intervenido en la presentación el director del Servicio de Protección Civil y Emergencias, José Javier Boulandier; la catedrática de la Universidad Complutense de Madrid, Cristina Montiel, quien dirige una línea de investigación sobre incendios forestales históricos en el marco del Plan Nacional I+D+i y ha colaborado en la redacción del documento, además de personal técnico del Servicio de Protección Civil y Emergencias del Gobierno de Navarra que ha trabajado en la modificación del Plan. Finalmente, la directora general de Interior ha clausurado la jornada, quien ha remarcado que «seguiremos apoyando y trabajando con los municipios».

TRABAJO COLABORATIVO Y APOYO A LAS ENTIDADES LOCALES

Remírez ha dicho a las entidades locales que el Gobierno de Navarra va a estar «a vuestro lado en la elaboración de estos planes y por ello vamos a asesorar, formar y financiar a los ayuntamientos para la puesta en marcha de estos documentos, cuya elaboración está previsto iniciar antes de fin de año».

Ha reiterado la importancia de la «coordinación y el trabajo colaborativo interinstitucional» en las labores de extinción del fuego. «Todos somos eslabones fundamentales y cada uno, en el ámbito de nuestras responsabilidades y competencias, debemos trabajar juntos y juntas para ser capaces de dar una mejor respuesta. Desde la prevención y teniendo claro los roles y acciones que cada parte debemos desempeñar», ha expresado.

Tal y como ha indicado el director del Servicio de Protección Civil y Emergencias, José Javier Boulandier, los objetivos principales de INFONA 2022 son dos. Por un lado, hacer frente, de forma «ágil y coordinada», a las posibles emergencias por incendios forestales, «protegiendo a las personas y bienes». Por otro lado, determinar los riesgos presentes en el territorio de la Comunidad foral y plantear una serie de medidas y acciones que permitan a «evitar o mitigar» su posible impacto.

En este sentido, para facilitar una movilización eficaz de los medios y recursos de extinción y priorizar su utilización cuando se produzcan varios incendios forestales al mismo tiempo, el plan define un Índice de Gravedad Potencial (IGP). Este indicador atiende a los daños que se prevé que puede llegar a ocasionar un incendio forestal, dadas las condiciones en que se desarrolla. Para su cálculo, se ha seguido la metodología establecida en el Plan Estatal de Protección Civil para Emergencias por Incendios Forestales y la Directriz de Planificación de Protección Civil de emergencia por incendios forestales.

CÁLCULO DE RIESGO

Por otro lado, el Plan INFONA 2022 se sustenta en un «exhaustivo cálculo del riesgo», en cuyo estudio el Servicio de Protección Civil y Emergencias de la Comunidad foral ha contado con el asesoramiento de la catedrática del Grupo de Investigación en ‘Geografía, Política y Socioeconomía Forestal’, Cristina Montiel, una de las principales expertas en materia de incendios forestales en el ámbito nacional.

Todo este proceso de análisis ha permitido, a través del análisis de la Peligrosidad (análisis histórico de episodios de incendios y situaciones climáticas entre otros factores) y Vulnerabilidad (según la actividad humana e infraestructuras críticas, además de otras), identificar a los municipios que se encuentran en zonas de alto riesgo (ZAR). Así, el plan cuenta con dos mapas de riesgo diferenciados, uno para verano (junio a septiembre) y otro para invierno (octubre a mayo). En el mapa de invierno, el riesgo se concentra en la zona norte de Navarra; por su parte, en el mapa de verano, el riesgo está más repartido por toda la geografía.

Otra de las novedades del plan es la elaboración de los escenarios regionales del fuego, una cartografía incluida en el mapa de vulnerabilidad que identifica las zonas territoriales con un potencial de incendios de primera, segunda, tercera y cuarta generación en Navarra, así como aquellas microcuencas y unidades de paisaje con una estructura territorial característica del estadio anterior a la primera piro transición de finales de los años 40 y principios de los 50 del siglo XX.

SITUACIONES CLIMATOLÓGICAS QUE FAVORECEN INCENDIOS FORESTALES

Asimismo, AEMET ha realizado en los últimos meses un estudio que identifica las situaciones sinópticas (conjunto de variables climatológicas simultáneas) «con una relación muy clara entre la distribución de masas de aire en la atmósfera y grandes incendios forestales».

En la península hay cuatro situaciones que favorecen los IF de gran superficie. Se ha incorporado en el plan la previsión de activar una situación de preemergencia cuando se dan ese tipo de situaciones que históricamente desencadenan Grandes Incendios Forestales (GIF).

AEMET Navarra está trabajando en una identificación «más precisa» de estos factores en la Comunidad foral, un estudio que se incorporará al plan tan pronto como esté terminado y que permitirá «anticipar el desencadenamiento de incendios, aumentar la vigilancia, y avisar con un mayor margen de tiempo a la población».

COORDINACIÓN DE LA PARTICIPACIÓN CIUDADANA Y EL VOLUNTARIADO

El plan recoge, además, la creación de dos nuevas figuras dentro del ámbito de la extinción, promovidas y coordinadas por los ayuntamientos dentro de la estructura de los PAMIF y que permitirán «canalizar de manera coordinada la colaboración ciudadana y los grupos de voluntarios».

Se trata de los Grupos de pronto auxilio, formados por personal municipal y por voluntarios, que recibirán formación específica en materia de incendios forestales gracias a un convenio con el Departamento de Educación; y las Asociaciones de defensa forestal, encargadas de coordinar la realización de cortafuegos, limpiezas preventivas, y otras actividades relativas al mundo agrícola.

Asimismo, el documento incluye protocolos específicos para la evacuación de personas con discapacidad y otros colectivos en situación de vulnerabilidad durante los incendios. Así como otro para la activación de drones y medios aéreos no tripulados, una tecnología útil para recabar información mediante el uso de imágenes termográficas, para determinar posibles puntos de reignición, para la evaluación de zonas peligrosas y el control del perímetro. Así como para supervisar los trabajos del personal de tierra en los flancos o lugares distintos a los puntos de descarga, mejorar las actuaciones de extinción y garantizar la seguridad de los intervinientes durante la noche.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.