El Gobierno de Navarra elabora material con recomendaciones sobre una alimentación saludable y sostenible

En 2021 ha descendido la población que consume a diario frutas y verduras y ha aumentado la que consume bollería industrial

PAMPLONA, 11 (EUROPA PRESS)

El Departamento de Salud del Gobierno de Navarra, en colaboración con la Unidad de Dietética del Hospital Universitario de Navarra (HUN) y personal de la empresa pública INTIA, el Consejo de la Producción Agraria Ecológica de Navarra (CEPAEN) y de Escuelas Infantiles de Pamplona, ha actualizado su serie de materiales informativos para promover la salud con el tríptico ‘La alimentación para tu salud’, así como una infografía para publicar en las redes sociales.

Este material divulgativo se enmarca en el Programa Estilos de vida del Plan de Salud Pública de Navarra 2022-2025 y se prevé ampliar a medio plazo con un proyecto sobre alimentación y actividad física saludables y sostenibles.

El material se va a distribuir a los centros de salud para su uso en consulta, o en diversas actividades educativas. Se podrá consultar también en la web del ISPLN, en el apartado de ‘Estilos de vida’. Además, se ha elaborado una infografía con los mensajes más importantes, para difundirla en medios digitales y tener más accesibles las recomendaciones.

Según los datos referentes a los hábitos de consumo en Navarra, en 2021 ha descendido la población que consume a diario frutas, verduras, ensaladas y hortalizas, y ha aumentado la que consume bollería industrial y pastas dulces, respecto a los mismos hábitos alimentarios registrados en 2017, ha informado en un comunicado el Gobierno foral.

Los datos referentes a los hábitos de consumo alimentario de la población navarra se obtienen a partir del Informe sobre alimentación que presenta el Observatorio de Salud comunitaria, en la Serie ‘Estilos de vida’, accesible en su web. Es un informe elaborado a partir de los datos de la Encuesta social y de condiciones de vida de 2021, 2020 y 2017, y de la Encuesta Nacional y Europea de Salud, de 2017 y 2020, respectivamente. Todos ellos apuntan a que «existe un importante margen de mejora para conseguir acercarnos a las recomendaciones».

En el caso de las frutas, la población que afirma consumirlas diariamente ha pasado del 62,1% en el año 2017, al 52,9% en el último dato disponible del año 2021. El consumo diario de verduras ha seguido el mismo camino de descenso y ha pasado del 42% en 2017, al 32,9% en el año 2021. Si atendemos a las diferencias de estos consumos por sexo y edad, se destaca que el consumo diario tanto de frutas como de verduras es superior en las mujeres respecto a los hombres, en fruta, 58,8% frente a 46,2%, y en verdura, 40,2% frente a 25,4%. Respecto de la edad, el consumo de frutas entre el grupo más joven (15 a 34 años) y el de más edad (65 y más) presenta diferencia importante a favor de éste último (37,9% frente al 81,5%), al igual que el consumo diario de verduras (27,2% frente al 36,9%).

Comparado con el consumo estatal, Navarra está por encima de la media y ocupa el sexto lugar entre las comunidades en consumo diario de fruta fresca y el cuarto en consumo diario de verduras.

En cuanto al consumo de legumbres, en 2021 la población navarra que come entre una o dos veces a la semana legumbres es del 65%. Sin embargo, el porcentaje de población que se aproxima a las recomendaciones de consumir tres o más veces a la semana se reduce al 30,5%.

Respecto al consumo de bollería industrial y pastas dulces entre la población navarra de 15 y más años, en 2021 ha aumentado respecto a 2017 el número de personas que consumen a lo largo de la semana este tipo de alimentos con distinta frecuencia.

IMPORTANCIA DE QUE FRUTAS Y VERDURAS SEAN LA MITAD DE LO QUE COMEMOS

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) publicó en diciembre de 2022 una serie de recomendaciones para tomar una dieta saludable. Entre ellas, destaca la importancia de que las frutas y las verduras sean la mitad de los alimentos que comemos, así como que se aumente el consumo de legumbres y el consumo de cereales integrales. Respecto al pescado, se recomienda priorizar el pescado azul, y reducir el consumo de carne priorizando las carnes menos grasas. Los lácteos, un máximo de tres al día y hasta 4 huevos a la semana.

También se recoge consumir frutos secos sin sal a diario, y evitar los alimentos procesados y bebidas azucaradas. En cuanto a la bebida, se recomienda consumir agua, preferentemente del grifo, y emplear aceite para cocinar, a ser posible de oliva.

Se recogen otras recomendaciones sobre consumir alimentos frescos, de temporada, de cercanía, el que se compre en el comercio local y que se reduzca el desperdicio de alimentos. Estas recomendaciones están relacionadas con la sostenibilidad, en la línea del concepto ‘Una salud – One health’, que apunta a la «estrecha relación e interdependencia que existe entre los aspectos asociados a la salud humana, la salud animal y la salud ambiental». Por ello se propone una alimentación «sostenible, que optimice los recursos naturales generando un menor impacto ambiental».

Se recogen otros aspectos sobre la alimentación, subrayando su importancia como «fuente de placer y bienestar, además de ser una forma de relación social». Se apuntan también algunas ideas de cómo comprar y preparar la comida, y la importancia de acompañar nuestros hábitos alimenticios con otros estilos de vida saludables.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.