El Gobierno de Navarra dice que su propuesta para Policía Foral supone una «clara mejora» y espera llegar a un acuerdo

PAMPLONA, 3 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de Navarra ha mostrado su disposición al diálogo con el colectivo de Policía Foral y confía en alcanzar un acuerdo en la próxima reunión de la Mesa Sectorial del 10 de febrero, compuesta por los sindicatos que cuentan con representantes en el colectivo, en concreto, SPF, APF, CCOO, ELA y UGT.

El Departamento de Presidencia, Igualdad, Función Pública e Interior ha afirmado que la propuesta planteada «supone una clara mejora de las condiciones laborales de los integrantes de Policía Foral con el fin último de una mayor eficiencia de la organización que revierta en una mejor prestación del servicio de protección y seguridad a la ciudadanía».

El Ejecutivo foral ha señalado que ha enfocado la negociación «en el cumplimiento estricto de la legalidad que en materia de jornadas, horarios y retribuciones» marca la Ley Foral de Policías de 2018″; en «garantizar el fortalecimiento del sistema de organización del trabajo de la Policía Foral» que permita «responder a las necesidades del servicio y, por lo tanto a la seguridad ciudadana del conjunto de la población»; y, finalmente, en «la actualización de las condiciones laborales de los miembros de la Policía Foral, siempre desde la sostenibilidad presupuestaria y respetando al máximo posible el marco común del conjunto de los empleados públicos de la Administración Foral».

Según ha indicado, tanto en la reunión del pasado 12 de diciembre como en la más reciente del 31 de enero, el Gobierno de Navarra «ya ha propuesto a las fuerzas sindicales mejoras considerables para el colectivo de la Policía Foral». Entre ellas, la actualización de los complementos «en función de un Estudio de Puestos que mide factores objetivos como la responsabilidad, dedicación, preparación técnica o dificultad de cada puesto». «Complementos que suponen una mejora generalizada para todos los miembros del colectivo», ha subrayado.

Al respecto, ha recordado que «es un mandato expreso de la vigente Ley Foral de Policías 2018 que aquellos integrantes de Policía Foral que sufrieron mermas en sus retribuciones en 2016 -los colectivos más altos en la escala de mando, tales como comisarios o inspectores – recuperaran como mínimo su posición y los que vieron incrementadas -el resto, agentes fundamentalmente- no se le redujera respecto a su situación actual».

Igualmente, se ha propuesto «una actualización de la compensación por realización de jornada fuera de la ordinaria, especialmente dirigidos a agentes, y así mismo una propuesta de la Bolsa de Horas de 40 horas anuales de jornada fuera de la ordinaria por agente, con una compensación específica». «Todo lo anterior justificado para un servicio, el de Policía Foral, cuyas ausencias por diversos motivos de la plantilla (enfermedad, permisos, reducciones de jornadas…) no pueden ser suplidas por personal temporal, como ocurre en la mayoría de puestos de la Administración», ha apuntado.

Asimismo, el Gobierno de Navarra ha resaltado que «se ha avanzado en otras mejoras para la organización del servicio, entre ellas la organización de calendarios, que se van a publicar con carácter previo de forma anticipada para facilitar la conciliación de la vida familiar o laboral». El departamento de Interior, ha remarcado, «sigue reforzando así su apuesta por hacer de la Policía Foral la policía de referencia en Navarra, esfuerzo en el que se ha venido trabajando desde el inicio de la legislatura a través de un considerable incremento de efectivos con OPES aprobadas cada año, la última de 100 plazas, 200 en total; además de las continuas mejoras tecnológicas y técnicas que se vienen implementad». Igualmente, ha recordado que «esta legislatura se ha conseguido la jubilación anticipada para Policía Foral».

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.