El Gobierno de Navarra comparte en Bruselas buenas prácticas sobre la acogida de personas refugiadas

Presenta en una convención europea su proyecto piloto de patrocinio comunitario para familias sirias que lleva a cabo en Tudela

PAMPLONA, 28 (EUROPA PRESS)

Una delegación de la Dirección General de Políticas Migratorias del Gobierno de Navarra ha participado en Bruselas como invitada en una convención europea sobre intercambio de buenas prácticas en la acogida de personas refugiadas, en concreto sobre los modelos de patrocino comunitario en los que la Comunidad foral «es pionera».

La directora general de Políticas Migratorias del Gobierno de Navarra, Patricia Ruiz de Irizar, junto a la directora del Servicio Karibu de Acogida y Acompañamiento del Departamento de Políticas Migratorias y Justicia, Virginia Eraso, han participado en esta convención europea que reúne a más de 150 participantes de gobiernos, regiones y asociaciones de toda Europa para «intercambiar lecciones aprendidas, mostrar buenas prácticas, destacar desarrollos políticos clave e inspirar a nuevos actores e iniciativas».

En concreto, la delegación del Gobierno de Navarra explicó su experiencia con ‘Somos’, un proyecto piloto de patrocinio comunitario que se viene desarrollando desde abril de 2021 en Tudela mediante el que se reasentaron dos familias que de origen sirio y procedentes de campos de refugiados ubicados en Líbano y Turquía. Este proyecto cuenta además con el apoyo del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, el ACNUR, el Ayuntamiento de Tudela y la Fundación Padre Lasa.

Según ha explicado el Ejecutivo foral en un comunicado, el objetivo principal de esta iniciativa de patrocinio comunitario es «implicar a la sociedad local de acogida para que ayude a familias refugiadas que acaban de llegar a Navarra a desenvolverse en su día a día». Así, además del equipo de profesionales de la Dirección General de Políticas Migratorias y la Fundación Civil San Francisco Javier, esta iniciativa se basa en el apoyo de la comunidad local: un grupo de vecinos y vecinas de Tudela que, de forma voluntaria, participan de forma directa en la fase de acogida de familias refugiadas, «contribuyendo a una integración más rápida y amable de estas personas que se han reasentado en la ciudad».

Además de compartir esta experiencia, la directora general de Políticas Migratorias del Gobierno de Navarra, Patricia Ruiz de Irizar, tuvo oportunidad de explicar la «escalabilidad» de este proyecto que en la Comunidad foral se pretende extender sobre todo a ámbitos rurales o pequeñas localidades, «fomentando así un modelo más social de acogida y refugio».

Este encuentro celebrado en Bruselas ha sido coorganizado por ICMC Europe (la agencia internacional católica para personas migrantes y refugiadas, por sus siglas en inglés), Caritas International y la red Share Network -que aglutina iniciativas de gobiernos regionales y asociaciones de nueve países europeos diferentes como Bélgica, Francia, Alemania, Irlanda, Italia, Países Bajos, Portugal, Reino Unido y España-, además de contar con la financiación de la Comisión Europea en el marco del fondo para la integración, el asilo y las migraciones.

UN MODELO BASADO EN EL ACOMPAÑAMIENTO

El modelo de acogida a personas refugiadas bajo patrocinio comunitario nació en Canadá a finales de los años setenta como una alternativa a las formas en las que las personas refugiadas pueden ser admitidas en el país. Es un modelo adicional al programa de reasentamiento de refugiados que recibe apoyo del gobierno canadiense. De este modo, la ciudadanía tiene la oportunidad de patrocinar a una persona refugiada para que ingrese al país y se comprometen a brindarle apoyo durante sus primeros meses de estancia.

Desde que se lanzó el primer esquema de patrocinio comunitario en Europa en 2016, estos programas se han expandido bajo marcos y asociaciones nacionales y regionales muy diversas, «poniendo a prueba nuevas formas para que la sociedad civil, las regiones y ciudades, las universidades y otros actores, acogen a personas refugiadas en sus hogares y comunidades locales». Se estima que alrededor de 6.000 personas refugiadas han llegado en Europa bajo patrocinio basado en reasentamiento, corredores humanitarios y otras vías complementarias como programas de educación superior.

En el centro de cualquier iniciativa de patrocinio comunitario se encuentran las personas voluntarias, las personas refugiadas y las organizaciones intermediarias de apoyo que trabajan junto con las autoridades regionales y locales y los diferentes actores comunitarios.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.