El Gobierno de Navarra acuerda la creación una empresa pública de transporte sanitario programado y urgente

Bidean, dependiente de Salud, asumirá con plantilla y vehículos propios los 240.000 traslados que ahora realizan dos adjudicatarias

PAMPLONA, 5 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de Navarra ha aprobado, en su sesión de este miércoles, la autorización para la creación de una empresa pública de transporte sanitario que asumirá la prestación de este servicio actualmente realizado por dos empresas privadas y que supone al año cerca de 240.000 traslados urgentes y programados.

La nueva empresa pública, denominada Transporte Sanitario Bidean SL, subrogará las plantillas de las actuales empresas que presentan el servicio, al tiempo que articulará de forma progresiva los pasos para contar con las bases y la flota de vehículos necesaria para dar este servicio que en la actualidad está prestado por Baztan Bidasoa y SSG, con 89 ambulancias y 321 personal técnico en emergencias sanitarias y conductor, ya que el personal facultativo y de enfermería siempre ha pertenecido al Servicio Navarro de Salud (SNS), según ha informado la consejera de Salud del Ejecutivo foral, Santos Induráin.

En la rueda de prensa tras la sesión del Gobierno, Induráin ha comentado que «este es un paso un concreto, la creación de la empresa Transporte Sanitario Bidean, que va a gestionar el transporte sanitario de Navarra; es un paso de gigante». «Ahora es la realidad», ha dicho, para comentar que «no es fácil pero ha llegado».

La autorización para la constitución jurídica de esta empresa pública es el primer paso, a nivel legal, para la transición a este nuevo modelo, que también ha sido empleado en otras autonomías como Balerares o La Rioja, aunque su implementación práctica precisará de un periodo intermedio en el que los usuarios seguirán contando con este servicio. En el caso de Navarra se vienen realizando mediante una modalidad mixta en la que la movilidad de los medios de transporte y la atención básica a los pacientes viene siendo prestada por empresas privadas concertadas mientras que la atención sanitaria avanzada viene siendo prestada por personal propio del SNS. Adicionalmente, existe una colaboración regular de las ambulancias del Servicio de Bomberos de Navarra, en la atención a las urgencias sanitarias y emergencias.

En el momento actual, se pretende modificar dicha modalidad en el sentido de que la prestación en ambas situaciones, urgente y programada, pase a ser efectuada por personal y medios propios del Gobierno de Navarra -dando continuidad a esta misma colaboración con el Servicio de Bomberos-, de tal manera que, manteniendo la atención sanitaria avanzada prestada por personal propio del SNS, la atención básica y la movilidad de los medios de transporte pase a ser efectuada por personal contratado por una empresa pública del Gobierno de Navarra, adscrita igualmente al departamento de Salud.

Según se señala en la documentación que ha servido de base para el acuerdo de Gobierno adoptado, «la empresa pública de transporte sanitario de Navarra tiene como misión prestar el servicio de traslado sanitario de los pacientes del Sistema Público de Salud de Navarra que lo precisen, en condiciones de seguridad, accesibilidad y adecuación a las necesidades del paciente, en coordinación con el resto de dispositivos públicos intervinientes en dicha prestación, de acuerdo a los estándares de servicio vigentes en cada momento».

Jurídicamente, se trata de una sociedad limitada, que se engloba en la Corporación Pública Empresarial de Navarra (CPEN) y se adscribe al Departamento de Salud, ha expuesto Induráin. Como sociedad pública, será administrada y representada por la Junta General y por un Consejo de Administración que actuará colegiadamente y estará compuesto por un mínimo de tres y un máximo de doce consejeros, de conformidad con lo dispuesto en la Ley de Sociedades de Capital.

SUBROGACIÓN DE LAS PLANTILLAS DE LAS ACTUALES ADJUDICATARIAS

El expediente también cuenta con un programa de actuaciones, inversiones y financiación que recoge la motivación y propósito de creación de la misma, plan estratégico, estructura societaria y de gestión, régimen patrimonial y de recursos, marco jurídico aplicable, previsión económica y financiera, profesionales y cuestiones de gestión, en relación a software necesario, posibles bases, ambulancias, etc., que es el marco en el que «en un segunda fase que comienza ahora deberá materializarse y asumir las prestaciones con las consiguiente provisión presupuestaria y la transición tanto en el ámbito de recursos humanos y materiales con las dos empresas que actualmente realizan este servicio».

La inversión precisa en las distintas variables (plantillas, equipamientos y suministros de material, vehículos y bases para ellos) y cronograma será objeto de decisión ya en el seno de la nueva entidad jurídica hoy, creada en función de distintas opciones y escenarios, aunque partiendo de los datos y proyecciones sobre los costes actuales y al mismo tiempo subrogando a las plantillas actuales.

MÁS DE 70.000 TRASLADOS, SOLAMENTE EN REHABILITACIÓN

Todos estos extremos serán concretados próximamente en un ámbito, el del transporte sanitario. Así, en función de la urgencia temporal que exigen hay casos que requieren ‘transporte sanitario urgente’, ‘transporte no urgente programado’ o ‘transporte no urgente no programado’. En relación a la situación vital del paciente, se precisa la utilización de las siguientes clases de ambulancia: ambulancia de Soporte Vital Avanzado (SVA); ambulancias de Soporte Vital Básico (SVB), ambulancia convencional individual (A1), Ambulancia convencional colectiva (A2). Y finalmente, por el destino de las personas transportadas se identifican las siguientes modalidades: al centro hospitalario, Interhospitalaria, tanto dentro como fuera de la Comunidad foral, hospitalización domiciliaria, unidades de pacientes crónicos y pluripatológicos, interprovinciales, altas hospitalarias, servicio de hemodiálisis, altas y retornos de Urgencias, servicios de Rehabilitación, Oncología; y consultas, pruebas y tratamientos.

A tenor de los servicios prestados en 2022, en Navarra se realizaron 29.623 traslados urgentes y 208.798 no urgente, de la que las más numerosas fueron las de rehabilitación (77.470) seguidas de Diálisis (68.126), consultas (34.322) y quimioterapia (10.132) por tener una referencia estadística del campo de actuación sobre el que se aplicará el nuevo modelo de gestión.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.