El Defensor del Pueblo ve indicios de «sobrevaloración» en los resultados de Bachiller en dos centros navarros

Pide a Educación que «vele por que las calificaciones otorgadas no comprometan la igualdad y mérito» para acceder a la universidad

PAMPLONA, 5 (EUROPA PRESS)

El Defensor del Pueblo de Navarra ha recomendado al departamento de Educación del Gobierno foral que «vele por que las calificaciones del bachiller otorgadas por los centros educativos no comprometan los principios de igualdad, mérito y capacidad que rigen en el acceso a la universidad, adoptando las medidas oportunas a tal fin», después de detectar que en los centros Miravalles-El Redín e Izaga-Irabia presentan indicios de «sobrevaloración» en los resultados de Bachillerato.

El Defensor del Pueblo ha realizado un informe sobre este asunto a raíz de una queja presentada en la institución, informe en el que concluye que «a la vista de los resultados registrados, que presentan indicios de sobrevaloración», es preciso recomendar a Educación que «entre a supervisar lo actuado por los colegios a los que se ha hecho referencia».

Señala el defensor que «a la vista de los datos recabados», puede afirmar que, «en línea con lo que se expresa en la queja, existen resultados que cabe calificar, cuando menos, de llamativos y que, siquiera indiciariamente, podrían apuntar a una sobrevaloración de las calificaciones de las notas por parte de algunos centros».

En este sentido, indica que el centro que, sistemáticamente, en los seis cursos del periodo analizado, cuenta con las calificaciones más elevadas en el bachiller es el colegio Miravalles-El Redín: en el curso 2016/2017, con una nota media de 8,22; en el curso 2017/2018, con una nota media de 8,33; en el curso 2018/2019, con una nota media de 8,38; en el curso 2019/2020, con una nota media de 8,59; en el curso 2020/2021, con una nota media de 8,84; y en el curso 2021/2022, con una nota media de 8,53.

Según expone, «siendo notorio lo elevado de las calificaciones obtenidas en el bachiller -medias entre el 8 y el 9-, lo cierto es que, si se comparan tales resultados con los de la EvAU y, en particular, con la posición relativa en función de las calificaciones obtenidas en esta prueba de acceso a la universidad, no se aprecia una correlación razonable».

«Contando el citado colegio con las notas más elevadas en el bachiller durante todos los cursos, solamente en uno de ellos (2016/2017), las notas de la EvAU son también las más elevadas. En la serie de cursos las posiciones son: en 2016/2017, primera (bachiller), primera (EvAU); en 2017/2018, primera (bachiller) y cuarta (EvAU); en 2018/2019, primera (bachiller) y tercera (EvAU); en 2019/2020, primera (bachiller) y decimoctava (EvAU); en 2020/2021, primera (bachiller) y decimoséptima (EvAU); y en 2021/2022, primera (bachiller) y décima (EvAU)», añade el Defensor del Pueblo.

A su juicio, «resulta muy poco probable que, en el caso de un colegio en el que, sistemáticamente, todas las promociones de alumnos y alumnas cuentan con las notas más elevadas en el bachiller, esto no tenga una correlación, si no absoluta o exacta, sí al menos sustancialmente similar en las calificaciones de la EvAU, considerado un periodo de tiempo relevante como el que ofrece una serie de seis años». «No parece razonable que todos y cada uno de los años, sin excepción, la nota del bachiller sea la más elevada de todos los centros, y que, llegada la EvAU, ese resultado no tenga el mismo reflejo», insiste en el informe.

También se refiere al colegio Izaga-Irabia, segundo centro con notas más elevadas en el bachiller. «Esta segunda posición en cuanto a las calificaciones se aprecia en todos y cada uno de los cursos del periodo, con las siguientes notas medias: en el curso 2016/2017, una nota media de 7,75; en el curso 2017/2018, una nota media de 8,02; en el curso 2018/2019, una nota media de 8; en el curso 2019/2020, una nota media de 8,18; en el curso 2020/2021, una nota media de 8,45; y en el curso 2021/2022, una nota media de 8,36», recoge.

En el caso de la EvAU, las posiciones son las que siguen: trigésimo tercera posición en 2016/2017, vigésimo tercera posición en 2017/2018, vigésima posición en 2018/2019, decimocuarta posición en 2019/2020, novena posición en 2020/2021, y séptima posición en 2021/2022.

«Nuevamente, es un resultado poco probable, no es razonable admitir que, en todos y cada uno de los cursos analizados, la posición en las notas del bachiller sea significativamente superior a la obtenida en la EvAU», ha indicado la institución.

Según el Defensor, la desviación media correspondiente al conjunto del periodo y de centros es de 0,583. Sin embargo, en el caso de los dos centros con mayor puntuación en el bachiller, esta desviación asciende a 1,325 puntos y a 1,183 puntos, respectivamente, «por lo que se está ante diferencias entre el doble y el triple de la desviación promedio», ha dicho.

Para la institución, el departamento de Educación «debería entrar a valorar en profundidad la problemática de fondo que suscita la queja, más allá de que la concreta medida que se solicita pueda no ser aceptada y llevada a cabo».

«Efectivamente, los docentes y centros cuentan con un margen de autonomía y de valoración a la hora de organizar e implementar el proceso de evaluación y calificación, pero ello no es incompatible con la posibilidad de establecer un control sobre el mismo, en la medida en que se aprecien indicios de que las reglas y principios establecidos en las leyes educativas pueden verse comprometidos», ha concluido.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.