El Defensor del Pueblo sugiere al Gobierno Foral que se eliminen los muros de hormigón en los campos de fútbol navarros tras un accidente en Villatuerta

El pasado mes de septiembre, en el campo del club deportivo Ondalán, de Villatuerta, un jugador se golpeó contra el muro que rodea el campo de fútbol, teniendo que ser trasladado al Hospital de Estella-Lizarra

El Defensor del Pueblo de Navarra ha emitido una resolución en la que pide al Gobierno Foral estudiar la posible eliminación de los muros de hormigón que rodean muchos campos de fútbol en Navarra.

En concreto, el Defensor pide a las instituciones competentes en materia de deporte que analicen la situación y que posteriormente valoren impulsar la elaboración de una regulación general que requiera medidas de protección para los jugadores y jugadoras de fútbol ante la eventual colisión con los mismos en la práctica deportiva. 

El Defensor recoge así una queja presentada en septiembre por una madre que recorre cada fin de semana diferentes campos de futbol y otras instalaciones deportivas, y que “como profesional de la Educación Física y del Deporte, está preocupada por la situación de peligrosidad que generan muchos muros de cemento que rodean los campos de fútbol”.

En su escrito, esta mujer recordaba que “hace dos años, el 18 de febrero de 2017, ocurrió un accidente grave en el campo del Club Deportivo Izarra, donde un jugador se golpeó con la cabeza y el brazo contra el muro” y que afortunadamente, no tuvo lesión en la cabeza, pero sí una rotura de cúbito y radio.

Esta ciudadana aseguraba que además en Cortés ocurrió otro accidente y que Azagra ya ha previsto quitar el muro y por todo ello, con el fin de evitar situaciones de riesgo, solicitaba que se eliminen dichos muros.

Posteriormente, la misma ciudadana aseguraba en otro escrito en el que informaba que el día 28 de septiembre, en el campo del club deportivo Ondalán, de Villatuerta, un jugador se golpeó contra el muro que rodea el campo de fútbol, teniendo que ser trasladado al Hospital de Estella-Lizarra.

La institución que dirige Francisco Javier Enériz señala que por su parte, el departamento de Cultura y Deporte ya apuntó que, cuando la obra es de nueva creación, se debe cumplir con la normativa técnica de instalaciones deportivas (normas NIDE) del Consejo Superior de Deportes; y que en el caso de instalaciones ya creadas, corresponde a cada propietario de la instalación realizar anualmente el Acta de Seguridad y solucionar sus deficiencias.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.