El Colegio de Médicos de Navarra muestra su preocupación por el aumento de agresiones a profesionales sanitarios en 2022

Señala que «los colegios registran un pequeño porcentaje de las agresiones» porque los médicos piensan que «sirve para poco»

PAMPLONA, 12 (EUROPA PRESS)

Con motivo del Día Europeo Contra las Agresiones a Médicos y Profesionales Sanitarios, que se celebra este domingo, 12 de marzo, el Observatorio Contra las Agresiones del Consejo General de Médicos (CGCOM) ha presentado su informe anual con los datos de las agresiones a médicos durante el año 2022, unas cifras que «baten el récord histórico», con 843 acciones violentas comunicadas a los colegios de médicos, lo que supone un 38% más que el año anterior.

De todas las agresiones recogidas por el CGCOM, el 61% corresponde a mujeres, un dato que «consolida la tendencia de los últimos años en los que las mujeres sufren la mayor parte de las agresiones».

En una nota de prensa, el Colegio de Médicos de Navarra ha mostrado su preocupación frente a estos datos que «son sólo la punta del iceberg» porque los colegios registran «un pequeño porcentaje de las agresiones, aquellas que voluntariamente comunica la víctima de la agresión y que en el año 2022 fueron tan solo dos». En Navarra, el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales del Departamento de Salud es el encargado de recibir las notificaciones y activar el protocolo existente frente a una agresión.

La entidad ha destacado que «hay ocasiones en las que el médico no comunica la agresión a su Colegio de Médicos porque piensa que sirve para poco» por lo que ha animado a «comunicar cualquier agresión e iniciar el proceso de denuncia». Para acompañar a los colegiados en el proceso, el Colegio navarro pone a su disposición un servicio de asesoría jurídica personalizada que permite que el médico que ha sufrido una agresión esté acompañado por un letrado desde el inicio del proceso. Además, el Programa de Atención Integral al Médico Enfermo (PAIME) «facilita una valoración confidencial y personalizada si el profesional necesita, además, asistencia en el ámbito psicológico».

La entrada en vigor, el 1 de julio de 2015, de la reforma del Código Penal que contempla las agresiones a sanitarios que trabajan en el sector público como delito de atentado contra la autoridad, «ha sido uno de los logros importantes en la lucha contra este problema», ha valorado el Colegio de Médicos de Navarra, que ha abogado por que «esto se extienda a los profesionales que trabajan en la sanidad privada, sector que ha sufrido el 11% de las agresiones registradas por el CGCOM durante el año 2022».

«Desde los colegios de médicos se seguirá trabajando para que las agresiones a sanitarios sean consideradas como violencia social, contemplando la consideración de delito contra la autoridad tanto si se producen en el ámbito público como en el privado y para que sean penadas con los mismos criterios en todas las CC.AA», ha subrayado.

El Colegio de Médicos de Navarra ha destacado que seguirá impulsando los protocolos y acciones que «contribuyan a erradicar las agresiones a los profesionales sanitarios y dar una respuesta ágil, coordinada y personalizada a los médicos de Navarra». El Colegio y la Fiscalía Superior de Justicia de Navarra firmaron, en febrero de 2012, un protocolo de actuación que «garantiza una atención eficaz y rápida en los casos de agresiones contra médicos y que permite, además, un seguimiento del procedimiento más completo».

Finalmente, la entidad ha hecho un llamamiento a «la unidad y coordinación de acciones entre las instituciones sanitarias, Fiscalía, cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado y colegios profesionales para trabajar de forma conjunta en revertir las agresiones al personal sanitario».

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.