El Ayuntamiento de Pamplona apuesta por impulsar una nueva comunidad energética en el barrio de Ermitagaña

Este jueves habrá una sesión informativa de la que será la tercera comunidad de la ciudad, junto con Mendillorri y Rochapea

PAMPLONA, 25 (EUROPA PRESS)

El Ayuntamiento de Pamplona apuesta por impulsar una nueva comunidad energética en el barrio de Ermitagaña-Mendebaldea «tras la experiencia de Kemendi, en el barrio de Mendillorri, y el afianzamiento del proyecto en Rochapea».

Con ese objetivo, ha organizado una sesión informativa este jueves, día 27, a las 18.30 horas en el instituto Navarro Villoslada. El encuentro, abierto a toda la ciudadanía interesada, servirá para explicar en qué consiste una comunidad energética y resolver las dudas que puedan surgir al respecto.

Según han informado desde el Consistorio, una comunidad energética «trasciende al consumidor individual para centrarse en una colectividad de personas, empresas y entidades, que quieran asociarse para beneficiarse de la generación de energía limpia y otros servicios energéticos». En este sentido, la comunidad está abierta tanto a personas físicas como a pymes y entidades locales.

Las principales actividades que se pueden desarrollar en una comunidad energética pasan por la generación de energía procedente de fuentes renovables, su suministro y almacenamiento, así como su consumo, y la proporción, en su caso, de servicios energéticos. No obstante, también se están contemplando otras actividades con «una perspectiva más social en los barrios», como asesoramiento energético o movilidad.

Para poder funcionar como tal, es preciso que la comunidad se constituya como una entidad jurídica, basada en la participación abierta y voluntaria de sus miembros o socios. La «clave» para convertirse en miembro y poder beneficiarse de esa generación conjunta de energía es la proximidad a las fuentes de energía. De ahí que el Consistorio esté buscando «extrapolar la idea a todos los barrios de la ciudad».

En el caso concreto de Ermitagaña-Mendebaldea, una de las primeras fuentes de energía sería la instalación fotovoltaica recientemente inaugurada en la cubierta del centro educativo José María Iribarren, con una potencia instalada de en torno a 100 kW.

El Ayuntamiento de Pamplona, propietario de la instalación, tiene entre sus objetivos la cesión de su uso a la comunidad energética que surja en el barrio. De esta forma, «se potencia el consumo de energía limpia y sostenible, en detrimento de la proveniente de combustibles fósiles, reduciendo las emisiones de CO2 a la atmósfera». Estas medidas se asientan en la Estrategia de Transición Energética y Cambio Climático de Pamplona, que echó a andar en 2021.

CUATRO JORNADAS DE FORMACIÓN BÁSICA

Al margen de esta primera sesión informativa, las personas interesadas en seguir adelante con el proyecto recibirán, por parte del Ayuntamiento de Pamplona, una formación básica sobre cuestiones clave vinculadas con la energía y las comunidades energéticas.

Las charlas tendrán lugar a lo largo del mes de mayo, principalmente, en la Biblioteca de Navarra, también a las 18.30 horas. En concreto, el 11 de mayo, jueves, se abordará el autoconsumo y su funcionamiento.

El miércoles 17, por su parte, la sesión girará en torno a la gobernanza y la forma jurídica que puede asumir la comunidad energética.

Una tercera sesión, el jueves 25 de mayo, se centrará en mostrar a las personas asistentes ejemplos de buenas prácticas relacionados con la generación y el consumo colectivo de energías renovables.

En último lugar, el 1 de junio, jueves, se visitarán las distintas instalaciones y recursos energéticos del barrio, donde, además de la planta fotovoltaica del colegio José María Iribarren, se conocerán elementos clave en el desarrollo energético del barrio como infraestructura de movilidad sostenible, elementos de distribución de energía eléctrica, consumidores importantes, etc. Toda la información del proceso podrá seguirse desde el espacio web de Participación Ciudadana: https://decide.pamplona.es/

DOS EXPERIENCIAS PREVIAS EN MENDILLORRI Y ROCHAPEA

La de Ermitagaña-Mendebaldea sería ya la tercera comunidad energética impulsada en Pamplona. La primera de ellas fue Kemendi, la Comunidad Energética Mendillorri, que cuenta con más de un centenar de hogares, personas o pequeños negocios interesados en formar parte y cuya figura jurídica ya ha sido constituida.

El Ayuntamiento de Pamplona cederá para esta comunidad la instalación fotovoltaica ubicada en los colegios El Lago y Mendigoiti, que es, de hecho, el germen de este proyecto.

En el caso de Rochapea, la comunidad energética está «en pasos más incipientes todavía», tras organizar las sesiones informativas y formativas correspondientes. En este caso, la comunidad está vinculada en parte al proyecto OpenLab, y se comenzará a evaluar su posible relación con proyectos de generación en el barrio.

Todas estas actuaciones se enmarcan en la estrategia Go Green Pamplona, que engloba las actuaciones y medidas que el Ayuntamiento lleva a cabo contra el cambio climático.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.