El albergue de Jesús y María abre del 5 de enero al 31 de marzo para resguardar del frío a personas sin hogar

PAMPLONA, 2 (EUROPA PRESS)

El albergue de Jesús y María, en Pamplona, abre del 5 de enero hasta el 31 de marzo para acoger a personas que viven en la calle ante las bajas temperaturas del invierno. El albergue, situado en la calle Compañía, tiene una capacidad para albergar a 50 personas, que pueden cenar, dormir y desayunar allí. Las instalaciones disponen también de aseos y duchas. El horario de acogida es de 8 de la tarde a 9.30 de la mañana.

Este recurso se abre de manera excepcional con motivo de las bajas temperaturas y complementa la oferta del albergue municipal de Trinitarios, que tiene completas sus 58 plazas desde el pasado 18 de noviembre por la ola de frío. Esta situación excepcional, que se suele atender con otros recursos como pensiones u hostales, se afronta en esta ocasión a través de una colaboración interadministrativa con el Gobierno de Navarra, ha informado el Ayuntamiento de Pamplona en una nota.

Este servicio va a permitir cubrir las necesidades básicas de personas que viven en la calle y que son atendidas en el Centro de Atención a Personas sin Hogar, ubicado en Trinitarios y a través de educadores de calle. Se trata de un recurso provisional, hasta el 31 de marzo, puesto que el albergue de Jesús y María funciona habitualmente como albergue turístico o de peregrinos que realizan el Camino de Santiago.

PROTOCOLO POR OLA DE FRÍO

El protocolo de ola de frío del Centro de Personas sin Hogar del Ayuntamiento de Pamplona se pone en marcha cuando las previsiones meteorológicas anuncian temperaturas inferiores a los tres grados centígrados. Mientras el protocolo está activo, si quedan plazas libres en el centro, no se le niega la acogida a ningún solicitante. Una vez cubiertas todas las plazas, el servicio deriva en la medida de lo posible a otros recursos, como el albergue ahora disponible.

El ‘Protocolo contra el Frío’ es una de las intervenciones que se realizan desde el Ayuntamiento orientadas a las personas sin hogar y su objeto es coordinar los medios técnicos y humanos que deben utilizarse con las personas que duermen en la calle durante situaciones de emergencia provocadas por inclemencias meteorológicas. Estas medidas se toman en el contexto de una emergencia humanitaria por la que se pretende tratar de que ninguna persona tenga que dormir en la calle cuando hace frío extremo.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.