EH Bildu Lizarra muestra su «absoluto rechazo» a la subida de retribuciones del alcalde y de los presidentes de las Comisiones

Critican la «subida descarada de los emolumentos que percibirán los 9 miembros de Navarra Suma y PSN que presidirán las comisiones por hacer el mismo trabajo que realizaron EHBildu, Ahora-Orain, Geroa Bai y el propio PSN, en la legislatura pasada»

Este jueves, 18 de julio de 2019, se celebró el primer Pleno de la legislatura tras el de investidura que aupó a Gonzalo Fuentes Urriza a la alcaldía de Estella-Lizarra. 

En aquel Pleno del 15 de junio se visualizaron claramente dos maneras de entender y hacer política municipal: una, la de las derechas que conforman Navarra Suma (UPN, PP y C´s); otra, la de las fuerzas del cambio que durante la legislatura pasada gobernaron con políticas progresistas la ciudad; ambas, empatadas a 7 apoyos. En medio, con total capacidad y responsabilidad de decisión para decantar la balanza hacia la izquierda o hacia la derecha, el PSN con sus 3 apoyos.

El 15 de junio, el PSN decidió con su postura que la alcaldía y la dirección política municipal quedara en manos de la derecha excluyente, apostólica y romana. Ayer, volvió a echarse a los brazos de Navarra Suma, pero esta vez con su voto positivo y un acuerdo previo para repartirse responsabilidades municipales, representación en órganos colegiados, y lo que consideramos más grave, para aumentarse las retribuciones y poder así cobrar un salario encubierto de las arcas públicas.

EHBildu Lizarra quiere mostrar públicamente su absoluto rechazo a esta subida de retribuciones. Queremos que la ciudadanía de Estella-Lizarra tenga conocimiento de que no hay un aumento de comisiones informativas, ni de presidencias, ni de responsabilidades, ni de carga de trabajo que justifiquen dicho aumento -26.600€ anuales según el informe emitido por la interventora municipal-, sino que es una subida descarada de los emolumentos que percibirán los 9 miembros de Navarra Suma y PSN que presidirán dichas comisiones por hacer el mismo trabajo que realizamos EHBildu, Ahora-Orain, Geroa Bai y el propio PSN, en la legislatura pasada.

Nos gustaría denunciar también la “desaparición” de las comisiones informativas de Euskara y de Participación Ciudadana, que pierden su protagonismo y se diluyen dentro de otras dejando claro que no son en absoluto temas prioritarios para ellos y ellas. 

Así, Euskara se integra dentro de la rocambolesca nueva comisión de “Arte, Patrimonio y Euskara” que desde EHBildu la vemos como hecha a medida a un miembro del PSN. Creemos que el Patrimonio y el Arte deben estar junto a Cultura, como así lo están por ejemplo en el Gobierno de Navarra, y que el Euskara debe tener su propia comisión para seguir avanzando en la normalización y el desarrollo del que es uno de nuestros mayores tesoros a nivel mundial, la lengua viva más antigua de Europa.

Por otro lado Participación Ciudadana pasa a integarse junto a Servicios y pierde la centralidad de la acción política que se le dio durante la legislatura pasada con la creación de numerosos cauces para la interacción y la capacidad de la ciudadanía para incidir directamente en la política municipal: Consejos de Barrio, presupuestos participativos, etc.  

Los plenos municipales pasan a desarrollarse los jueves a las 12:00 del mediodía cercenando la posibilidad de asistencia a los mismos como público de personas estudiantes o trabajadoras. Las propuestas presentadas por EHBildu para que las sesiones plenarias fueran a las 20:00, o en su defecto a las 13:00, fueron rechazadas por Navarra Suma y PSN. 

En resumen, Navarra Suma y PSN se han entendido muy bien en este inicio de legislatura. Se repartirán las presidencias de las comisiones informativas y se han puesto un salario encubierto a costa del erario público; se repartirán la representación en la Mancomunidad de Montejurra para que haya un presidente del PSN; se han aliado para que unos tengan el protagonismo político que no les dieron las urnas (PSN) y las otras la estabilidad municipal que les requiere su gobierno en minoría (Navarra Suma).

Por lo tanto, tras el pleno de ayer en el que quedó constatado el entendimiento entre el PSN y Navarra Suma y su nula apuesta por la participación de la ciudadanía y del resto de grupos políticos en la vida institucional de Estella-Lizarra, queremos anunciar que desde este mismo momento EHBildu Lizarra pasa a hacer una constructiva, responsable pero rigurosa oposición a Navarra Suma y PSN. 

No permitiremos que se retroceda en los avances conseguidos durante la legislatura pasada y ponemos a disposición de las vecinas y vecinos de nuestra ciudad las 6 concejalas y concejales del ayuntamiento, junto a toda la estructura y la amplia masa social de EHBildu, para ejercer un exhaustivo control a las políticas de derechas que ya se están ejerciendo y que van en la dirección contraria para conseguir una ciudad más plural, participativa, feminista y dinámica, que es el objetivo de EHBildu Lizarra.

Para ello vamos a trabajar, proponer y a intentar consensuar con otras fuerzas políticas iniciativas dirigidas a cumplir nuestro programa electoral y poder conseguir así una Estella-Lizarra avanzada social, cultural y económicamente. Tenemos el convencimiento y la capacidad para conseguirlo.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.