Dos profesoras de Enfermería de la UPNA comparten en Lisboa el enfoque de Atención Centrada en la Persona

PAMPLONA, 24 (EUROPA PRESS)

Las profesoras de Enfermería de la Universidad Pública de Navarra (UPNA) Raquel Sáenz Mendía y Rosanna de la Rosa Eduardo participaron a finales de este curso en una estancia docente en Portugal, dentro del programa europeo Erasmus+, donde presentaron el modelo de Atención Centrado en la Persona (ACP). En concreto, las docentes realizaron la estancia en la Escuela Superior de Enfermagem de Lisboa, donde estuvieron acompañadas por la docente portuguesa Eulalia Novais.

El modelo ACP se aplica desde hace años en los países nórdicos, Reino Unido o Australia como un elemento de mejora de la atención sociosanitaria, sobre todo en personas mayores. En vez de centrarse en la enfermedad o la discapacidad, lo hace en permitir que la persona continúe realizando aquellas tareas y actividades que le gustan, a pesar de sus circunstancias, en un enfoque que engloba también a su entorno y familia.

Es un enfoque integral, «que abarca desde la promoción y prevención hasta la atención de las personas en la etapa final de su vida, buscando favorecer el bienestar del individuo, potenciando sus capacidades y su autonomía decisoria desde una perspectiva holística y personalizada, en la que prima el respeto a sus valores, y en la que cada persona es partícipe y protagonista de su cuidado», indican las profesoras de la UPNA.

En este contexto, «la labor enfermera es la de acompañar a la persona en la toma de decisiones, garantizando que esto se realiza conscientemente, con la información adecuada y de forma autónoma», apuntan las docentes.

Entre las tareas de las y los profesionales de la enfermería, se encuentran las de realizar la valoración integral de la persona para identificar sus necesidades, capacidades, limitaciones, recursos y posibilidades de vida independiente, teniendo en cuenta siempre su autonomía funcional y capacidad decisoria. Todo ello permite priorizar las intervenciones y evaluar sus resultados de manera adecuada. «Cuidar conlleva aceptar la autonomía de las personas en la toma de decisiones. La comunicación verbal y no verbal, la observación y la historia de vida, junto al respeto de la independencia, nos ayudará a conseguir que la persona mayor desarrolle, de la mejor manera posible, su proyecto vital», apuntan las profesoras.

Tal y como indican las docentes, en la actualidad, la práctica profesional enfermera debe de estar basada en loa cuidados de salud impulsados por la evidencia. «Las enfermeras tienen el reto constante de identificar nuevas y mejores formas de dispensar cuidados óptimos para cada persona. Puesto que el proceso de atención de enfermería supone un enfoque deliberado para la resolución o prevención de problemas, el éxito de su aplicación dependerá de los conocimientos, habilidades, y actitudes del profesional, que deberán de ser integrados en un marco ético y teórico de referencia para la práctica asistencial», concluyen.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.