Dicastillo inaugura este viernes, 26 de enero, sus jornadas de Memoria Histórica

“LA GRAN FUGA DEL FUERTE DE SAN CRISTÓBAL. JUAN ALZUAZ Y DICASTILLO”

Ponente: Fermín Ezkieta Yaben

26 de enero del 2024, viernes, a las 18,30 h. Biblioteca Municipal, Plaza de los Fueros

Organiza: Asociación Cultural DEYO con la colaboración del Ayuntamiento de Dicastillo

La mayor evasión carcelaria de la historia ocurrió el 22 de mayo de 1938 en plena Guerra Civil y en Navarra, cuando 795 presos se fugaron del Fuerte de San Cristóbal. En sólo media hora un grupo de 30 prisioneros logró reducir a carceleros y militares y abrir las puertas a la libertad a cientos y cientos de compañeros. En los días siguientes 210 murieron cercados en la cacería desatada por la guardia civil, falangistas y requetés que peinaron el monte Ezkaba y los pueblos cercanos. Otros 14 fueron condenados a muerte y fusilados en la Vuelta del Castillo el 8 de agosto. Sólo 3 lograron pasar a Francia y alcanzar la libertad. ¿O hubo un cuarto fugado? 

El investigador Fermín Ezkieta dará una charla inaugurando las Jornadas sobre Memoria Histórica que se celebrarán a lo largo del año. Relatará las duras condiciones de vida, hacinamiento y brutal represión para 2500 presos políticos y sociales, trasladados al penal desde todos los territorios ocupados por los facciosos a partir del golpe de estado del 18 de julio de 1936.

Esta historia tiene que ver también con Dicastillo, ya que uno de los principales organizadores de la evasión del fuerte vivió parte de su niñez con sus abuelos paternos en la villa. Juan Alzuaz Urquijo (Sestao, 24 de mayo de 1913- Ezkaba,  22 a 24 de mayo de 1938) era anarquista, miembro del Grupo de los Trece o Grupo Esperanto de Barakaldo. Los anarquistas eran considerados presos comunes por sus métodos de acción directa y propaganda por el hecho. Había sido trasladado al fuerte el 11 de julio de 1936, y un mes después hubo un primer intento de fuga. Ejecutaron a todos sus compañeros en noviembre, excepto a él. En 1938 volvió a planear con otros presos la nueva y gran evasión.

Rescatar la memoria histórica y dignificar a las víctimas es a menudo el resultado del arduo trabajo y dedicación de investigadores como Fermín Ezkieta, Félix Sierra, Iñaki Alforja o el gran maestro Jimeno Jurío, y de asociaciones memorialistas que se empeñan en que no olvidemos la historia que nos pertenece y que por tanto tiempo fue prohibida. A la charla en la biblioteca municipal acompañará una exposición de documentos y fotografías inéditas. 

 

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.