Detenido un hombre que lanzó una zapatilla al médico que le pidió que bajara el volumen del manos libres

PAMPLONA, 30 (EUROPA PRESS)

La Policía Nacional ha detenido en Tudela a un hombre de 54 años acusado de un delito de atentado contra agente de la autoridad. La Policía fue requerida desde un centro médico donde uno de los pacientes de la sala de espera había intentado agredir a uno de los facultativos.

Según se pudo constatar, la situación se originó cuando un trabajador advirtió al presunto autor de que bajase el volumen del teléfono que tenía en manos libres en la sala de espera. El hombre, con una actitud violenta, llegó a lanzarle una zapatilla e intentó quitarle el teléfono desde el que la víctima intentaba pedir auxilio.

A la llegada de los efectivos policiales, continuó con actitud hostil, negándose a identificarse y llegando a agredir a uno de los agentes que tuvo que ser asistido por las lesiones, ha informado la Policía en una nota.

La Policía Nacional detuvo durante la semana pasada a 19 personas, 15 en Pamplona y cuatro en Tudela, como resultado de las denuncias interpuestas en la Oficina de Denuncias y Atención al Ciudadano, así como de las llamadas recibidas en la sala del 091 y las investigaciones policiales desarrolladas.

El pasado jueves, los agentes detuvieron a un hombre de 47 años cuando los servicios de seguridad de un centro comercial de Pamplona le detectaron hurtando. A la llegada de la Policía y durante el cacheo de seguridad, al presunto autor le fueron intervenidos alrededor de diez gramos de sustancia blanca, al parecer speed. Dada la cantidad, que excedía de los límites considerados como de consumo propio y teniendo en cuenta la disposición en diversas dosis, fue detenido como presunto autor de un delito de tráfico de drogas y trasladado a dependencias policiales, ha precisado la Policía.

ARRESTADO POR INTENTAR PAGAR UN BOLSO CON LA TARJETA DE UN TERCERO

En otra intervención, un hombre de 27 años fue arrestado como presunto autor de un delito de estafa y otro delito leve de hurto. En una tienda del centro de Pamplona, el presunto autor intentó comprar un bolso pero, al ir a pagar con tarjeta de crédito, resultó desconocer el número PIN y salió corriendo con el bolso en la mano.

La dueña del establecimiento salió detrás y consiguió recuperar el bolso. Horas después, esa misma mañana, regresó de nuevo a la tienda e intentó la misma maniobra aprovechando que había otro dependiente. Cuando fue localizado por los agentes en las inmediaciones de la zona, llevaba varias tarjetas de crédito a nombre de otros titulares, ha indicado la Policía.

LANZAR BOTELLAS DE CRISTAL A UNA FURGONETA POLICIAL

Por otro lado, la Policía detuvo el pasado sábado a un hombre de 36 años por arrojar en dos ocasiones una botella de cristal contra una furgoneta de la VI Unidad de Intervención Policial. Los hechos sucedieron cuando los agentes se encontraban prestando servicio con motivo de una manifestación.

Tras observarle lanzar las botellas, procedieron a su identificación y el varón emprendió la huída corriendo. Cuando fue alcanzado por los agentes comenzó a lanzar patadas y puñetazos y fue detenido como presunto autor de un delito de atentado contra agente de la autoridad.

Por otro delito de atentado contra agente de la autoridad el pasado sábado de madrugada se procedió a la detención, conjuntamente con Policía Municipal de Pamplona, de un hombre de 28 años. La sala del 091 recibió la llamada de la propietaria de un local de ocio de la capital diciendo que un joven estaba agrediendo a varios clientes.

A la llegada de los agentes, éste ya había abandonado la sala, pero fue localizado en las inmediaciones en aparente estado de embriaguez. Tras ser identificado, se le localizó en el cacheo de seguridad sustancia presuntamente estupefaciente, al parecer hachís, por la que fue sancionado. Además, se le requirió que abandonase la zona y no se dirigiese de nuevo al local, donde le habían prohibido la entrada.

Fue entonces cuando lanzó varios puñetazos a uno de los agentes intervinientes, por los que tuvo que ser atendido en un centro médico. Por ello fue detenido y trasladado a dependencias policiales donde continuó su actitud «hostil, irrespetuosa y violenta», ha dicho la Policía.

DETENIDO POR RECEPTACIÓN DE UN MÓVIL EN TUDELA

Además, y tras una investigación desarrollada por la Brigada Local de Policía Judicial de Tudela, se procedió a la detención de un hombre de 21 años por un delito de receptación y conductas afines. La denuncia presentada por la víctima el pasado octubre relataba la sustracción de su teléfono móvil valorado en 600 euros. Los agentes localizaron al actual usuario del terminal, que fue detenido y manifestó que había comprado el móvil a un tercero por 100 euros, desconociendo que fuese robado.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.