Detenido por robar en un bar de Estella al que se desplazó con una bici que también había sustraído

La Guardia Civil de Navarra, junto a la Policía Municipal de Estella, ha detenido a un hombre de 41 años como presunto autor de un robo con fuerza tras acceder a un bar y apoderarse de la caja registradora y una tablet. Además, había sustraído una bicicleta, con la que se desplazó al bar.

La Guardia Civil de Navarra, a través de su Central Operativa de Servicios (COS), tuvo conocimiento de que se estaba cometiendo un robo en el interior de un establecimiento hostelero de Estella. Vía telefónica, el propietario manifestó que estaba viendo en su teléfono móvil, a través de un sistema de videovigilancia, las imágenes en directo del interior del bar donde podía apreciar a una persona arrancando la caja registradora.

La Central Operativa de Servicios (COS) movilizó al lugar a varias patrullas en servicio de la Guardia Civil y solicitó la colaboración de Policía Municipal de Estella.

Una vez que los agentes de los dos cuerpos policiales llegaron al lugar y comprobaron que uno de los accesos del bar se encontraba forzado, hablaron con una mujer que manifestó haber visto a un hombre en bicicleta hacía escasos minutos.

Una patrulla de Policía Municipal de Estella se encargó de buscar al individuo de la bicicleta. Minutos después llegó una empleada del establecimiento que mostró a la Guardia Civil las imágenes del suceso que acababa de recibir el dueño del bar.

Los agentes de la Policía Municipal que se encontraban realizando la búsqueda del presunto autor pudieron ver a un hombre desplazándose en bicicleta. Éste tras percatarse de la presencial policial cambió su sentido de la marcha, se bajó de la misma, ocultó un objeto y continuó su marcha.

Varios metros más adelante los agentes interceptaron a esta persona y comprobaron que el objetivo que había ocultado era una tablet, que el dueño del bar reconoció como suya. Los guardias civiles se encargaron de la recepción de la denuncia así como de la instrucción de las diligencias.

La caja registradora, por su parte, fue localizada por una patrulla de la Guardia Civil en la orilla del río Ega, así como la peluca y los guantes utilizados por el presunto autor del robo para intentar no ser descubierto.

También la bicicleta utilizada había sido sustraída y agentes de la Policía Municipal de Estella se la entregaron a su legítima propietaria, que había denunciado con anterioridad la sustracción.

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.