Continúan las reuniones entre Medio Ambiente y entidades locales para planificar la recuperación de bosques quemados

 

El director general de Medio Ambiente del Gobierno de Navarra, Pablo Muñoz, se ha reunido con representantes del ayuntamiento de Tafalla y del Concejo de Olleta (Leoz) para analizar la recuperación de los bosques quemados a mediados de junio. Esta acción se realizará de manera conjunta con las entidades locales propietarias de los montes afectados por los incendios.

Además, en la reunión han participado el director del Servicio Forestal y Cinegético, Fermín Olabe; la jefa de la Sección de Gestión Forestal, Elena Baez; y personal de Guarderío de Medio Ambiente.

Esta segunda fase del proceso aborda la restauración del terreno forestal quemado que se decidirá tras poner en común con las entidades locales las alternativas existentes para recuperar los montes afectados y, en todo caso, se respetará la decisión de cada entidad en cuanto al futuro que desea para sus montes, ha informado el Gobierno.

En el encuentro se ha contrastado el proceso de los trabajos en los montes afectados por los incendios forestales. En la primera fase, relativa a la extracción de madera, ya se han finalizado los trabajos de cubicación y valoración, que han posibilitado que desde el Gobierno de Navarra se autorice al Ayuntamiento de Tafalla la corta del arbolado afectado que ya ha comenzado el procedimiento de venta.

En el caso de Tafalla, en las masas de pino alepo afectadas, se considera que se obtendrá una importante regeneración natural con decenas de miles de plantas por hectárea, ya que esta especie abre sus piñas cuando es afectada por el fuego, ha añadido el Gobierno.

En el Concejo de Olleta se prevé que sus montes cubiertos por robledales y matorrales mediterráneos se recuperen de forma natural, principalmente por rebrote de estas especies. Esta recuperación se confirmará en la primavera del próximo año, «momento en el que se podrá valorar la necesidad de realizar labores de acompañamiento a esa regeneración natural».

Además, se ha trasladado a ambas entidades la importancia de generar discontinuidades en el monte, evitando formaciones arbóreas continuas de gran superficie, posibilitando la creación de mosaicos con otras especies y el silvopastoreo, fomentando la ganadería extensiva, puntos de agua, etc.

C.A.Y.D.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.