Contigo Navarra propone medidas en materia fiscal, social y de vivienda para jóvenes y familias trabajadoras

Proponen aumento de ayudas al alquiler de vivienda protegida, congelación de alquileres sociales públicos o deducciones fiscales

PAMPLONA, 27 (EUROPA PRESS)

La coalición Contigo Navarra-Zurekin Nafarroa, formada por Podemos, IUN, Batzarre e independientes, ha propuesto una serie de medidas en materia fiscal, social y de vivienda destinadas a jóvenes, familias tanto trabajadoras como de entornos rurales, o trabajadores con bajos salarios con el objetivo de «intentar paliar la fuerte inflación».

Según han indicado este martes en rueda de prensa Begoña Alfaro (Podemos), Carlos Guzmán (IUN), Miguel Laparra (independiente) e Iñigo Rudi (Batzarre), la coalición está «preocupada» por la situación de incertidumbre socioeconómica y por las necesidades que tienen las familias trabajadoras de Navarra.

«La alta tasa de inflación está provocando un aumento descontrolado de los precios de los bienes básicos de consumo, y desgraciadamente, este aumento de precios no viene acompañado de un aumento salarial», ha afirmado Guzmán, tras añadir que la coalición apoya las medidas tomadas por el Gobierno de Navarra y el Ejecutivo central pero considera que «es el momento de ir un poquito más allá».

De esta forma, han planteado seis medidas que, a su juicio, «necesitan en este momento las familias trabajadoras». En materia de vivienda, han planteado que se congelen los alquileres sociales públicos o de gestión pública de vivienda durante todo el año 2023, una medida que afectaría «positivamente» a unas 5.000 familias que residen en viviendas de alquiler social. En esa misma línea, proponen que esa congelación afecte igualmente a las familias que se encuentran en alquiler privado en vivienda de protección oficial. Según han indicado, en Navarra hay actualmente en torno a 30.000 viviendas de precio limitado.

La segunda medida en materia de vivienda consistiría en un incremento de ayudas para jóvenes y familias trabajadoras en el mismo porcentaje en que aumenten los alquileres privados. En Navarra, según la coalición, hay 3.000 jóvenes y 1.400 familias en situación de vulnerabilidad que reciben algún tipo de ayuda para el alquiler.

En materia social, Laparra ha mostrado su «preocupación» por la situación creada por la crisis energética y la subida generalizada de precios de los bienes básicos, algo que «todavía es más grave porque ha venido sin haber superado previamente los efectos sociales de las crisis anteriores».

En este sentido, ha destacado que la política fiscal «tiene un fuerte potencial redistributivo, que ahora es necesario aplicar con intensidad». «Es importante orientar las medidas hacia esa parte de la ciudadanía que se ha podido ver menos atendida por las políticas públicas, como pueden ser el entorno rural, familias con hijos, o personas trabajadoras con bajos salarios», ha afirmado.

De esta forma, la tercera medida de la coalición sería aumentar un 15% la deducción por hijo a cargo en el caso de contribuyentes que residan en municipios de menos de 5.000 habitantes. Según sus estimaciones, este aumento podría beneficiar a 52.000 familias en Navarra, todas ellas de entornos rurales, una extensión «notable».

La cuarta medida consistiría en una ayuda o deducción reembolsable por hijo a cargo para familias con rentas inferiores a 14.000 euros anuales de base liquidable, con una ayuda media de unos 1.000 euros al año. Esta propuesta llegaría a unas 18.000 familias.

En quinto lugar, la coalición propone intensificar el apoyo fiscal a las personas trabajadoras con bajos salarios, ya que en Navarra aproximadamente hay unas 60.000 personas que trabajan con sueldos anuales por debajo de los 18.000 euros, alrededor del 25%. Esta medida consistiría en una deducción específica para rentas del trabajador por cuenta ajena, que podría fijarse entre 500 y 1.000 euros anuales en función del propio nivel salarial, y tendría que ser reembolsable para que pudiesen beneficiarse también las personas con rentas bajas que no tienen obligación de hacer la renta.

Además, Laparra ha señalado que la ley foral de derecho a la inclusión y a la renta garantizada «prevé este tipo de deducciones como mecanismo de incentivo al empleo», por lo que esta medida «daría cumplimiento a un mandato legal todavía pendiente».

Por su parte, Rudi ha detallado que la sexta medida consistiría en aumentar hasta el 50% la reducción aplicada al precio del transporte público, que actualmente se encuentra en el 30%. Este incremento del 20% sería asumido por el Gobierno de Navarra y, además de perseguir la reducción del consumo de combustibles y con ello la contaminación, contribuiría a «apoyar a las familias de clase trabajadora, que son quienes más utilizan el transporte público». Estos descuentos, que complementan los ya adoptados por el Gobierno de España, se extenderían durante todo el 2023.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.