Cómo son los directivos más influyentes de hoy en un entorno de trabajo digital

Aunque Europa está atravesando actualmente por una profunda crisis económica y la situación afecta a un amplio porcentaje de la población, existe un perfil de trabajadores altamente demandados por las empresas que parecen ser invulnerables a toda esta debacle. Se trata de los directivos. Y es que no es de extrañar, dada la gran pluralidad de habilidades y funciones que despliegan con gran destreza dentro de la empresa. Veamos algunas de ellas a continuación. ¡ Acompáñanos!

Motivos del prestigio de un directivo empresarial

Los directivos para el ejercicio de su actividad profesional deben englobar habilidades en distintos ámbitos, desde la facilidad de comunicación a la resiliencia y empatía, así como a la capacidad de liderazgo, entre otros.

Las tareas que un directivo debe acometer son apasionantes, sin embargo, no resultan fáciles de llevar ya que requieren de habilidad, experiencia, formación, predisposición y constante actualización. Es fundamental que sepan renovarse continuamente, y que dispongan de la capacidad de adaptación y evolución ante los cambios del entorno. Y es que ya lo dijo Darwin en su día: «No sobrevive el más fuerte, tampoco el más inteligente, sino el que mejor se adapta».

  • Dotes de liderazgo. Debe ser líder en RRHH en un entorno digital con habilidades para saber unir a los diferentes equipos que conforman la empresa en el logro de un objetivo común, con motivación y compromiso, potenciando las capacidades de cada uno de sus miembros y consiguiendo que la empresa sea rentable y sostenible en el tiempo. 
  • Gestión de cambios e innovación. Asimismo, en línea con el punto anterior, los directivos han de poseer la habilidad para liderar los cambios, siendo uno de los retos que tienen en la actualidad, la adaptación a la transformación y digitalización de las empresas.
  • Cualificación y habilidades técnicas para poder dirigir distintos ámbitos o áreas funcionales clave de una empresa. De poco servirán las habilidades de gestión, si el directivo no dispone de un bagaje de conocimientos técnicos que le permitan supervisar y distribuir el trabajo entre los miembros de su equipo. Además, debe ser un referente para su equipo aportando sus conocimientos cuando sea preciso y motivando de forma constante. 
  • Emprendimiento. Deben aportar la seguridad y los conocimientos necesarios para emprender con visión, creando valor y sabiendo gestionar las diferentes áreas de una empresa. 
  • Resiliencia. Tienen que estar preparados para asumir la responsabilidad de dirigir una compañía, afrontando y enfrentando positivamente y con éxito las adversidades que puedan presentarse. Un buen directivo habrá de decidir cuándo y de qué manera trasladar las situaciones complicadas a los miembros de su equipo, motivándolo para solucionar y superar conjuntamente los momentos difíciles.
  • Comunicación.  Saber comunicarse es otra de las habilidades de la que tendrá que hacer uso para saber adaptarse a los diversos interlocutores, subordinados, superiores… Es importante que igualmente sepa escoger los mejores medios, momentos y maneras de comunicar de forma efectiva.
  • Delegar. Otra tarea que se precisa que desempeñe un buen directivo es la de saber encomendar funciones entre los miembros de su equipo, haciéndolos responsables de la correcta ejecución de los trabajos, bien sea individualmente o a un conjunto de empleados tomando como premisa la delegación de autoridad y compartiendo responsabilidad.
  • Operaciones de estrategia. Ha de ser capaz de fijar prioridades y diseñar planes de acción para el logro de los objetivos establecidos. En suma, el directivo ha de ser un experto en diseñar tácticas de actuación, tomando cada decisión en el momento oportuno, con fluidez.
  •  Empatía y destrezas sociales. Para tener la capacidad de ponerse en la situación de sus colaboradores, generando con ello un buen clima laboral, relaciones satisfactorias y  reforzando los lazos entre los miembros del equipo. Además, también es necesario que tenga capacidad para reconocer y recompensar el esfuerzo de su equipo, con ello aumentará su motivación así como su implicación para lograr llevar a cabo los objetivos establecidos por su líder.

Llegados hasta aquí seguramente te estés preguntando dónde es posible conseguir todas estas habilidades para gestionar y dirigir equipos de trabajo en un entorno digital. Antes de nada, debes saber que la pregunta no es dónde sino cómo ya que todas estas capacidades las obtendrás cursando un MBA que te brinde un conocimiento profundo de la empresa y de sus áreas clave así como el liderazgo y visión estratégica para los negocios en el ámbito digital como físico.

MBA, formación para destacar en entornos diversos y competitivos

Un MBA (Master in Business Administration) es un máster en dirección y gestión de empresas, con el que conseguirás los conocimientos necesarios sobre las diferentes áreas clave de un negocio, para saber dirigir y gestionar empresas en los diferentes sectores de actividad en entornos exigentes y cada vez más competitivos.

Normalmente, los programas MBA tienen una duración que oscila entre las 500 y 1000 horas (teóricas y prácticas) dependiendo de la modalidad y los tipos de máster (a tiempo completo o parcial, executive o internacional).

En cuanto a las salidas profesionales, cabe destacar que el 86% de los estudiantes de MBA ha encontrado trabajo tras obtener el título y más del 45% de los titulados acaban desempeñando puestos directivos y mandos intermedios, consiguiendo todos ellos unos salarios excelentes y unas óptimas condiciones laborales que incluyen la posibilidad de progresar profesionalmente. Claro está que a  medida que crece el nivel de responsabilidad y las competencias a desarrollar, se incrementan los ingresos. 

Como puedes observar, estudiar un MBA es una gran apuesta por el futuro profesional que te abrirá las puertas a un sinfín de oportunidades y beneficios como marca diferencial para el desarrollo profesional.  La formación de alto nivel desarrolla soft skill esenciales tanto en el mundo digital como físico. El éxito demostrado y alcanzado por parte de los titulados MBA como directivos, gerentes o emprendedores así lo confirma.

C.A.Y.D.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.