Comienza la 3ª edición del programa ‘Raíces’, que permite a jóvenes hacer prácticas en municipios en despoblación

PAMPLONA, 6 (EUROPA PRESS)

Comienza la tercera edición del programa ‘Raíces / Sustraiak’ que, hasta ahora, ha dado la oportunidad a 23 jóvenes de realizar prácticas en municipios afectados por la despoblación. Del total de alumnos becados, 10 han firmado un contrato laboral tras la finalización de la experiencia formativa, tanto en la propia entidad de las prácticas, como en otras de su sector.

Según han informado en nota de prensa desde el Gobierno de Navarra, dichas prácticas «van más allá de sus 4 meses de duración, ya que en muchos casos permiten al alumnado permanecer en la entidad o encontrar una oportunidad laboral derivada de ese proceso de formación práctica».

Los municipios que han acogido a estas personas en prácticas son Yesa, Villanueva de Arce, Mendaza, Arizala, Lumbier, Allo, Dicastillo, Irurozqui, Barbarin, Berbinzana, Sada, Bargota, Oskotz, Muez, Lizaso, Ochagavía, Iraizoz, Sangüesa, Aberin y Urroz Villa.

La iniciativa ha sido impulsada por el Departamento de Cohesión Territorial del Ejecutivo foral, la UPNA y su Fundación, y ha contado con una inversión de 180.000 euros, cifra que aumentará hasta los 260.550 euros con el lanzamiento de la tercera edición.

El programa ‘Raíces / Sustraiak’ busca «fomentar el desarrollo local, lograr el arraigo de jóvenes a zonas rurales y generar en la sociedad conciencia del medio rural y de sus posibilidades». Además, «se promueve la oportunidad de conocer los pueblos y el ámbito rural mediante un proceso de inmersión y que este alumnado universitario pueda barajar la opción de establecerse en dicho entorno una vez finalicen sus prácticas si lo considera oportuno».

La semana pasada se celebró una sesión de trabajo en la que alumnado y entidades colaboradoras del programa pusieron en común sus experiencias y expusieron las conclusiones del programa. En el acto estuvieron presentes el consejero de Cohesión Territorial, Bernardo Ciriza, y la vicerrectora de Estudiantes, Empleo y Emprendimiento de la UPNA, Cristina Bayona, así como el director general de Administración Local y Despoblación, Jesús María Rodríguez, y la directora gerente de la Fundación UPNA, Iosune Pascual.

Ana Vidador es la propietaria de una asesoría integral para personas autónomas, empresas y pymes, ubicada en Urroz Villa. El programa le ha permitido acoger a Ainara Domínguez, una alumna en prácticas recién graduada en Derecho. Domínguez cuenta actualmente con contrato a jornada completa en la asesoría.

Imanol Lafuente comenzó sus prácticas en el Ayuntamiento de Barbarin, donde se dedicó al lanzamiento de un coworking para los empleados y empleadas del consistorio. Jasone Castro fue la beneficiaria de una beca en DZ Licores, en Dicastillo, mientras que Paula Crespo realizó sus prácticas en el Ayuntamiento de Bargota, Leyre Ramírez en la empresa Josenea Bio, ubicada en Lumbier, y Javier Senosiáin, en el Ayuntamiento de Mendaza.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.