Chivite insta a una solución entre las tres partes para dar salida a las mascarillas almacenadas

Esparza afirma que «se ha actuado de forma negligente» y la presidenta es «la máxima responsable»

PAMPLONA, 21 (EUROPA PRESS)

La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, ha instado a la sociedad pública Sodena, a la Confederación Empresarial Navarra y la empresa Albyn a buscar una solución a las mascarillas que actualmente están almacenadas tras su compra al inicio de la pandemia.

«Es verdad que las tres partes se han sentado en varias ocasiones, y estoy convencida de que hay voluntad de acordar, pero no es menos cierto que el tiempo apremia y que la solución no puede demorarse», ha dicho Chivite, durante una comparecencia en el Parlamento foral a petición de Navarra Suma.

En su intervención, Chivite ha señalado que el convenio no lo firmó el Gobierno de Navarra, sino Sodena, y que por tanto ella «no tiene intervención directa, porque son los órganos de gobierno de las sociedades públicas los que toman las decisiones en el seno de sus consejos de administración y, como es conocido, aquel acuerdo no pasó por el seno del Gobierno».

En cuanto a los contratos del departamento de Salud, refiriéndose a la adquisición de mascarillas con la empresa Efficold, la jefa del Ejecutivo foral ha señalado que «entenderán que la presidenta no supervisa ni autoriza cada uno de los contratos que hace la administración, porque confío en los profesionales de esta casa, pero también confío en los procedimientos internos de control».

María Chivite ha considerado que «en todo este tiempo han quedado acreditadas ambas cosas: tenemos unos grandes profesionales en la administración y los órganos de control funcionan y ahí están los procedimientos seguidos, lo cual demuestra que no hay nada que ocultar ni tampoco que se haya hecho fuera de los procedimientos».

En lo que se refiere, al convenio de Sodena, CEN y Albyn, ha explicado que se hizo en un contexto de «emergencia sanitaria, en una situación excepcional de enorme complejidad». «Como toda la ciudadanía pudo saber, aquel acuerdo se hizo público. Por tanto, nadie ocultó nada. Creo que cualquier persona comparte la intención de aquel acuerdo, en unos momentos muy críticos y con alta incertidumbre en torno a la pandemia, también entre las empresas. Y por supuesto, las cosas hay que hacerlas bien», ha dicho.

La presidenta ha explicado que en la interlocución con los dos consejeros que en los dos momentos han estado al frente del departamento en el que se enmarca Sodena «siempre» ha defendido que «la idea era buena y que teníamos que ayudar a las empresas». «Pero cuando supe que había problemas con el stock acumulado insté en todo momento a una solución entre las partes para dar salida a esas mascarillas. Insistí desde el primer momento en mis declaraciones públicas que cualquier solución tenía que pasar por un acuerdo que vinculara a las tres partes como posteriormente ha afirmado la Cámara de Comptos. Esa ha sido la instrucción y la preocupación», ha señalado.

María Chivite ha explicado que el Gobierno toma en consideración las recomendaciones de Comptos, que plantea «llegar a un acuerdo entre las partes y recurrir si es preciso a mecanismos como la mediación o el arbitraje; dar salida al stock de EPIS; e incluir en las futuras actuaciones de Sodena garantías para asegurar la mayor protección posible de los fondos públicos».

Además, ha destacado que «el informe Comptos dice que no ha encontrado evidencia de que Sodena actuase deliberadamente de forma contraria a los establecido en la normativa y también recuerda que el acuerdo se hizo con transparencia y publicidad».

La jefa del Ejecutivo ha dicho que, «más allá de lo que unos informes u otros digan, hay un hecho relevante y es que hay un material que tenemos que procurar que sea utilizado, porque a todas las partes interesa que así sea». «Difícilmente podría explicarse que por no ser capaces de acordar se pierda ese material. Esa ha sido mi posición desde el principio, y conocido el informe de Comptos me reafirmo», ha asegurado.

Así, ha afirmado que «la misma voluntad que en su momento existió por las tres partes para ayudar al sector empresarial en un momento crítico debe existir ahora para solucionar esta situación». «Lo urgente es ahora darle una salida y que llegue a la sociedad», ha dicho.

JAVIER ESPARZA DICE QUE CHIVITE TIENE RESPONSABILIDAD

El portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza, ha afirmado que «la presidenta del Gobierno es la presidenta de Corporación Pública Empresarial de Navarra, la corporación donde está Sodena, y que diga la presidenta que no tiene intervención directa es quitarse la responsabilidad, que la tiene».

Esparza ha reprochado que «se han perdido casi dos millones de euros y aquí no pasa absolutamente nada, no tienen ninguna responsabilidad y el Gobierno ha hecho todo bien». «¿Por qué Salud compraba por 3,5 millones de euros casi 6 millones de mascarillas al tiempo que había mascarillas que hoy siguen almacenadas? Se le podía haber dicho a Salud hace dos años que utilizara estas mascarillas antes de comprar otras más caras. Creo que alguien del Gobierno tenía interés en comprar mascarillas de Efficold, justo cuando Salud se sale del acuerdo de Sodena. Se ha actuado de forma negligente y usted es la máxima responsable», ha dicho a la presidenta, para afirmar que «pasarse la pelota de un departamento a otro es una mala imagen para cualquier Gobierno».

El portavoz del PSN, Ramón Alzórriz, ha reprochado a Esparza que «ha pasado de la retahíla de dudas, bulos y mentiras que le desmienten los hechos a una acusación gravísima, pero como es un falso no da nombres, porque decir que había un interés personal por parte de alguien del departamento de Salud en comprar mascarillas de Efficold es gravísimo». «Si tiene los datos, vaya al juzgado y si no cállese. Lo que hizo el Gobierno de Navarra en un momento muy complicado para la ciudadanía fue protegerla». Alzórriz ha señalado además que Comptos concluyó que el acuerdo de Sodena fue «legal y transparente».

El portavoz de Geroa Bai, Mikel Asiain, ha valorado que las conclusiones del informe de la Cámara de Comptos son «claras y determinantes y van en la línea de lo que había defendido Geroa Bai». Por otro lado, ha resaltado «la necesidad de dar salida a esas mascarillas, pero desde la seguridad jurídica, porque lo que no podemos pedir en ningún momento al consejero de Desarrollo Económico es que saque las mascarillas de cualquier manera, que prevarique». «Las mascarillas son necesarias en autobuses o trenes, con lo cual hay una posibilidad para darles salida», ha dicho.

Por parte de EH Bildu, Adolfo Araiz, ha asegurado que su grupo no se da «por satisfecho por cómo se ha cerrado el tema» y ha dicho que, aunque no se aprobara una comisión de investigación, «no hay claridad» sobre algunos aspectos, por ejemplo, sobre por qué Salud decidió salirse del acuerdo de Sodena. Además, ha reconocido que es «urgente» dar salida a las mascarillas y ha preguntado si el Gobierno a través de Sodena «va a exigir que se reparta la pérdida de los fondos públicos».

El portavoz de Podemos, Mikel Buil, ha afirmado que «está claro que el convenio fue flojo y se hizo con muy pocas garantías para lo público», pero ha señalado que el informe de Comptos concluye que no ha habido «prevaricación ni malversación, que para nosotros era una línea roja para tomar medidas». «Tenemos que ser capaces de tolerar los errores, entenderlos dentro de un contexto emergencia y así lo hacemos, con el coste político que pueda tener», ha dicho.

Por último, la portavoz de Izquierda-Ezkerra, Marisa de Simón, ha llamado la atención sobre la «falta de garantías en la firma del acuerdo para salvaguardar los fondos públicos». «La CEN no pierde nada. ¿Quién pierde? Hasta hoy, la ciudadanía navarra, las arcas públicas», ha señalado, y ha defendido que, si es necesario, se deben regalar las mascarillas para que no se pierdan.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.