Aspectos a tener en cuenta al contratar a un fotógrafo en Navarra

Son muchos los momentos especiales que han de ser fotografiados de la mejor manera posible. El objetivo es claro: poder revivir esos instantes que, por unos u otros motivos, merecen ser recordados toda la vida. Para tal fin, no hay nada mejor que contratar a un fotógrafo.

En toda España son numerosos los profesionales que se dedican a ello. Un claro ejemplo es el de Navarra. Si eres de esta comunidad foral o vas a celebrar allí un evento, es importante que antes de llevar a cabo la contratación de un fotógrafo tengas en cuenta varios aspectos en los que profundizaremos a continuación.

Especialización en el servicio que necesitas

Lo primero que has de valorar es los servicios que ofrecen los fotógrafos con los que has dado al hacer una búsqueda por Internet. Es importante que el profesional en el que finalmente deposites tu confianza esté especializado en el tipo de fotografía que necesitas. Por ejemplo, si en tu empresa vais a lanzar un nuevo producto que deseas mostrar al público objetivo, es recomendable recurrir a un Fotografo publicitario en Navarra.

En este caso, estamos ante un tipo de profesional que sabe perfectamente cómo ha de hacer las fotografías para resaltar los puntos fuertes del producto que se está publicitando. La imagen resultante es excelente, tal como demuestran los buenos resultados obtenidos al lanzar la campaña de marketing con ese contenido visual.

Pero, ¿qué pasa si lo que necesitas es un profesional que se encargue de inmortalizar los mejores momentos de un enlace matrimonial? En tal caso lo que necesitas es un fotografo de bodas en Navarra.

A diferencia de la especialización anteriormente sacada a colación, un buen fotógrafo de bodas es aquel que no prepara la escena de manera meticulosa, sino que captura los momentos naturales. Es este resultado orgánico lo que tanto gusta a los novios que eligen a dichos expertos.

Experiencia

Sea cual sea la especialización que necesites y por la que termines decantándote, hay otro aspecto en el que conviene que te fijes. Nos referimos a la experiencia acumulada por el profesional en cuestión.

Es innegable que, como en muchos otros sectores, los nuevos profesionales necesitan una oportunidad para empezar a dar forma a su portfolio. Sin embargo, a un evento tan importante como una boda, es fundamental que acuda un fotógrafo muy experimentado que, por ejemplo, sepa con exactitud dónde debe colocarse.

La colocación en un enlace matrimonial es de gran importancia. De ello depende no solo el simple hecho de no molestar ni incordiar durante el evento, sino también la naturalidad de las inmortalizaciones. Este tipo de aspectos van puliéndose con la experiencia, mientras que un fotógrafo que acabe de dar comienzo a su actividad profesional todavía no sabrá cómo ha de hacerlo para que el resultado sea óptimo en dicho sentido.

Presupuesto sin compromiso

En plena época de crisis económica, no es agradable tener que pagar por recibir un presupuesto. Esta práctica era muy común sobre todo en tiempos anteriores, especialmente en el ámbito de los servicios para el hogar. Por suerte, en 2023 no es nada habitual. Aun así, cerciórate de ello antes de solicitarlo.

Es importante que el presupuesto no solo no tenga ningún tipo de compromiso. A su vez, debe ser lo más detallado posible. Por ejemplo, conviene averiguar si, junto a las fotografías en formato JPG, PNG o cualquier otra extensión, también se entregan los originales. Nos referimos a los RAW, los cuales la mayoría de fotógrafos no proporcionan a los clientes.

Si por un motivo u otro quieres hacerte con esos RAW para tener las imágenes originales sin ningún tipo de retoque, conviene que lo hables con el fotógrafo y lo especifique en el presupuesto.

Plazo de entrega

Ahora que hemos mencionado la edición fotográfica, hay que decir que este sub-trabajo que forma parte de la profesión exige muchas horas de dedicación. En caso contrario, el resultado deja bastante que desear.

Es por este motivo que, desde el momento en que se toman las fotografías hasta que se entregan definitivamente, pueden pasar unos cuantos días o incluso semanas. No es agradable recibir las imágenes de una boda meses después de que se haya producido el enlace matrimonial.

Para evitar este tipo de situaciones, pregúntale sin rodeos al profesional que pretendes contratar: ¿qué plazo de entrega tienen las fotos? Desconfía de aquellos que sean extremadamente cortos, ya que esto significará que la edición será mínima o de baja calidad. Eso sí, tampoco recurras a aquellos fotógrafos que tardan demasiado tiempo. En el punto medio está la virtud.

Trato cercano y amable

Por último, fíjate en el trato que da el fotógrafo desde la primera toma de contacto con él. Si es amable y cercano, sin dejar a un lado la profesionalidad que tanta relevancia adquiere en este sector, acertarás de lleno depositando tu confianza en él.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.