Alrededor de 200 personas recuerdan a Iñaki Ochoa de Olza en vísperas del 15 aniversario de su fallecimiento

PAMPLONA, 21 (EUROPA PRESS)

Unas doscientas personas han rendido homenaje este domingo a Iñaki Ochoa de Olza, en el monte Beriain-San Donato y en el pueblo de Unanu, en vísperas del aniversario de su fallecimiento en el Annapurna (Nepal), del que el próximo martes se cumplirán 15 años.

La jornada, organizada por la Fundación Iñaki Ochoa de Olza-SOS Himalaya, ha comenzado con una subida a la cima de esta emblemática montaña, «que fue campo de entrenamiento del alpinista navarro durante su carrera».

Más tarde, un grupo de un centenar de personas ha emprendido la misma ruta, pero deteniéndose en el monolito instaurado en 2008 en su recuerdo. En él, ambos grupos se han reunido para ofrecer un recuerdo en el que Pablo Ochoa de Olza, presidente de la Fundación y hermano de Iñaki, ha recordado «la ola de solidaridad que despertó su intento de rescate, una ola que sigue vigente ahora a través de la entidad», ha indicado en una nota SOS Himalaya.

«Hoy, hace 15 años, Iñaki estaba en una tienda a 7.400 metros de altura. La familia no sabíamos la dimensión que iba a tener todo eso. Tampoco sabíamos lo suficiente cuántos amigos tenía Iñaki, ni de qué calidad. Y ahora puedo decir con muchísima satisfacción que nosotros hemos heredados esos amigos, que valen oro», ha destacado.

Tras la bajada, y ya en el frontón de Unanu, se ha realizado un segundo homenaje, éste acompañado por el coro Atarrabia Abesbatza. Pilar Seguín, madre de Iñaki, también ha realizado un discurso agradeciendo a la gente que colabora con la Fundación y a las personas de una zona «especial para él».

«Como madre, la única palabra que me sale deciros es gracias. Solo quiero recordar lo importante que es la zona y esta montaña para Iñaki, un lugar al que vino cientos de veces a prepararse para el Himalaya. Pero también a disfrutar de la belleza de las montañas y de las personas con las que se encontraba. Porque aquí se sentía como en casa», ha resaltado.

En este acto también se ha aprovechado para reconocer a aquellas personas que trabajan para difundir el proyecto de la Fundación y recaudar fondos para sus proyectos: Martín Montañés, presidente de la Federación Navarra de Montaña y Escalada; Aitor Etxarri, alumno de prácticas que ha trabajado en Nepal durante el último año; Javier González, director de Rocópolis y colaborador de la Fundación; Julio de Iñigo y Reyes Leoz, voluntarios; y Josetxo Imbuluzqueta y Jorge Nagore, periodistas.

La jornada ha finalizado con una comida solidaria y la música de La Banda del Desagüe. La recaudación de esta jornada servirá para finalizar el proyecto del hospital del Makalu, que dará atención a 20.000 personas del valle nepalí. Actualmente, y tras finalizar el embaldosado, este proyecto se encuentra en la última fase, que incluye la contratación de personal fijo y la adquisición de equipos.

En estos últimos meses se ha instalado una cuna incubadora realizada por los alumnos de Salesianos Pamplona y próximamente se enviará dos electrocardiógrafos donados por los hospitales de Galdakao y Miguel Servet de Zaragoza.

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.