Álex López dice que asumió la presidencia del Consejo de Juventud para evitar «irregularidades» y por «responsabilidad»

PAMPLONA, 28 (EUROPA PRESS)

El actual presidente del Consejo de la Juventud de Navarra, Álex López, ha afirmado que asumió la presidencia de la entidad tras la dimisión de Pablo Lanaspa «por responsabilidad», para evitar «irregularidades» y «cumpliendo el reglamento». «No hacerlo sería una irresponsabilidad, abocando el Consejo de la Juventud de Navarra a lo que hubiera supuesto su muerte de hecho», ha asegurado, tras señalar que la citada dimisión «fue una sorpresa para todos».

Así lo ha indicado este martes, en una sesión de trabajo parlamentaria solicitada por el PSN, donde ha relatado que, tras conocer la dimisión de Lanaspa, convocó a la Comisión Permanente en calidad de vicepresidente con el objetivo de abordar la dimisión del presidente y la sustitución y asunción de responsabilidades.

Así, ha mencionado un artículo del reglamento que hace alusión a las funciones de los vicepresidentes, entre las que se encuentra «asumir las funciones del presidente» cuando éste se encuentre «ausente, sea baja por enfermedad, decida abstenerse o dimita».

«El resultado es claro. Independientemente de la convocatoria posterior o no de una asamblea, es imperativo, según nuestro reglamento, que la vicepresidencia asuma las funciones del presidente. No hacerlo sería incurrir, una vez más, en irregularidades, como por ejemplo, irregularidades que lleva arrastrando el Consejo de la Juventud de Navarra desde el año 2019 en las distintas asambleas en las que no se da cuenta de altas y bajas de entidades», ha remarcado.

En este sentido, ha apuntado que «momentos antes» de la reunión «la otra vicepresidencia dimitió, quedando sólo una vicepresidencia». «Así pues, cumpliendo con el reglamento, asumí la presidencia en funciones con cuatro votos a favor y una abstención», ha subrayado, para a continuación apuntar que accedió a la presidencia «por responsabilidad y con un solo objetivo, dotar de estabilidad al Consejo de la Juventud».

«El primer deber de esta presidencia y de la comisión permanente es dotar al consejo de estabilidad, tranquilidad y trabajo. Llevamos meses de excepcionalidad, la gente está harta y cansada», ha manifestado.

Tras asegurar que «esta presidencia terminará con la aprobación del nuevo decreto o, a más tardar, con la asamblea ordinaria que corresponde a este año», ha incidido en que «el decreto y el reglamento no se abren a otras opciones que no sean ésta, tocará elegir la vacante en la asamblea post decreto o en la ordinaria de este año», que será en octubre o noviembre.

«Desde la actual presidencia y la comisión permanente vamos a contactar con cada una de las entidades para trasladarle la situación e invitarles a participar en un grupo de trabajo que realice la labor de actualización de nuestros reglamentos para que sea participativo», ha apuntado.

Durante el turno de los grupos parlamentarios, el representante del PSN Carlos Mena ha indicado que el actual reglamento, que «está desfasado y hay que modernizarlo», se «va a actualizar conforme a la realidad». «Va a dotar de garantía jurídica y democrática al Consejo de la Juventud. No va a ser la panacea, hay otras realidades que hay que afrontar, pero que haya un reglamento jurídico, un decreto foral, va a ayudar. Aun así, va a costar levantar algo que lleva años en decadencia», ha manifestado.

Por su parte, el parlamentario de Navarra Suma Ángel Ansa ha afirmado que la «crítica situación en la que se encuentra este organismo» es fruto «de una lamentable maniobra llevada a cabo desde hace meses entre el Partido Socialista y Podemos para conseguir el control partidista del Consejo de la Juventud a través de la asociación juvenil de Juventudes Socialistas». Además, ha considerado que López «no está a la altura del cargo que ahora ostenta». «Su neutralidad política brilla por su ausencia y sus faltas de respeto hacia mi partido, UPN, hacia mí y hacia algunos de mis compañeros son habituales en su cuenta de Twitter», ha dicho, tras pedirle que «no haga más daño al Consejo de la Juventud y dé un paso a un lado».

En el turno de Geroa Bai, Jabi Arakama ha dicho que «es evidente que esta inestabilidad en los órganos de dirección tiene que ver con muchas cosas, entre otras, con la pugna partidista por el poder que especialmente en los últimos tiempos se está produciendo». «Una pugna abierta que sin duda redunda en perjucio del propio Consejo de la Juventud, de las asociaciones que lo conforman y de las y los jóvenes navarros en su conjunto, que difícilmente van a encontrar atractivo un órgano de este tipo que dé la imagen que está dando últimamente», ha señalado.

Adolfo Araiz, parlamentario de EH Bildu, ha afirmado que «es triste ver cómo ha acabado el consejo su desarrollo institucional» y ha destacado la necesidad de convocar una asamblea extraordinaria para «reconducir» la situación, a su juicio «extraordinaria y muy compleja». Además, ha subrayado que «hay un tema pendiente», que es la aprobación del nuevo decreto, ya que el actual «se encuentra desfasado». «Pero es un decreto que viene tarde. Lleva cuatro años fraguándose un decreto que todavía no ha salido. Creemos que los responsables políticos de este tema tendrían que dar alguna explicación», ha reivindicado.

Por parte de Podemos, la parlamentaria Ainhoa Aznárez ha negado que el partido «esté intentando controlar» el consejo de la juventud porque, a su juicio, «es un consejo independiente que se autorregula y que tiene que funcionar en pro de la participación de la juventud de Navarra». Según ha señalado, «si queremos que el Consejo de la Juventud atraiga a la juventud de Navarra» hay que «replantearse la propia estructura del consejo». «Hay que innovar, hay que pensar y repensar otras fórmulas de participación de la juventud. Porque quizás la juventud no quiera participar en un órgano tan institucionalizado», ha manifestado.

Finalmente, la portavoz de Izquierda-Ezkerra, Marisa de Simón, ha compartido que «son tiempos difíciles» para el consejo, que tiene «dos problemas fundamentales»: un «problema de financiación» y una «normativa que necesita mejorar desde hace muchísimo tiempo y sigue sin tocar». Tras incidir en que «son tiempos revueltos», ha criticado que «parece que hay una pelea por el control de esta organización».

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.